Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de Srećko Vojvodić el marzo 17, 2012 a las 3:33pm

Querida Martha Lidia, es mi placer extraordinario lo que te gusta esta canción, cantada por Noa y Carlos Núñez (“el rey de la música celta”). Añado el hipervínculo de otra interpretación de la misma canción, por Anabela Braz Pires y el mismo Carlos Núñez, meramente para tu comparación: http://www.videokedisi.com/anabela-braz-pires-carlos-nunez-a-lavand... A mi me gustan las dos (¿ambas?).

Pero, mira, querida, me parece que se trata, de hecho, de una canción bastante horrible: yo no entiendo bien el portugués pero me parece, no obstante, que comprenda de que se trata. La joven lavandera lava, por la noche, la sangre de su desfloración, de la sabana usada. En esos tiempos, o en un tal mundo de la degradación femenina (que todavía existe en muchas partes del mundo) eso se consideraba como la vergüenza femenina, la que se debía esconder y “lavar” en la oscuridad de la noche. ¿Entiendes ahora mejor mi feminismo (ideológico-político) feroz?

Me contaba mi madre de lo que hacían muchas mujeres jóvenes en la antigua Yugoslavia, antes de la 2ª Guerra Mundial. Antes de su primera noche nupcial, se daban la reconstrucción quirúrgica de sus hímenes rotos, si fueron de unas familias afluentes y pudieron permitírselo. Otras simplemente echaban el zumo de limón o algo semejante en sus vulvas para causar una fuerte constricción dermato-muscular, con el propósito de dificultar la penetración y simular la desfloración. A penas puedo imaginar cómo fue y doloroso, y traumatizante, y humillante.

Ahora entiendes mejor cómo mi madre, comunista y ex-guerrillera, mi inculcaba, indirectamente, el amor fuerte para la Caballería Roja, de la que canta la canción histórica de Shchors (la tienes colgada en mi selección, la canta Iellena Váenga).

Pero, en esta pequeña colección musical mía hay otra canción que lleva un fuertísimo mensaje contra la degradación, la humillación y el acoso que padecen tantas mujeres, no solamente latinoamericanas, sino y españoles: es “María se bebe las calles” de Pasión Vega. ¡En España es el himno de la lucha por la dignidad, respeto y los derechos iguales de las mujeres!

Me parece que oigo tu voz, diciéndome: –Anda, Félix, y ¡¿qué diremos de las jóvenes indias, las que matan, cortan en trozos y queman el los hogares, para adquirir nuevos coñitos y, por supuesto, nuevos dotes?! No diremos nada, no podemos extender la discusión por todo el mundo (debo ir a recoger la ropa secada).

Un abrazo fraternal,

Félix el Torontino

Comentario de Martha Lidia Ferreira Fernández el marzo 17, 2012 a las 11:35am

Exquisita voz, bella música, preciosas imágenes, que hace erizar la piel y toca el alma...

Un mensaje de amorrrrr !

Lo pondré en mi Facebook. Gracias, camarada.