Tiros, muertos, crimenes, capitalísmo Tucson o Miami

El asesino de Tucson no es un islamita, ni un coreano, ni un ruso. Es americano, caucásico, y protestante. Semejante condición no funciona a los paradigmas que tanto estimulan los medios de prensa y la industria del entretenimiento. Pero los consumidores de los poderosos medios de propaganda capitalista, no cambiarán sus paradigmas, porque de lo contrario quedaría al desnudo la verdad. Que los principales enemigos del pueblo norteamericano están en los EEUU.
Ser una figura pública en ese país es algo peligroso, en particular por la manera poco razonable e insensata en la que esos mismos gobernantes ejercen, sirviendo absolutamente al mercado y al capital EEUU es un estado que defiende la supremacía del capitalismo a cualquier costo. Semejante conducta muchas veces se vuelve contra ellos mismos como en el caso de Tucson.

Jared Lee Loughner, el pistolero, compró el arma legalmente y libremente en una tienda aún cuando había sido expulsado de su escuela por difundir articulos violentos. Todos recordarán como los legisladores defendieron el libre trasiego de armas y el derecho de los ciudadanos de la nación de portarlas. la propia senadora Giffords era ellos. El tema del control de las armas es algo en lo que los dos partidos, quienes ya se saben actúan como uno solo, se han puesto de acuerdo para mantener lejos de cualquier debate un medio lo explica así “Se puede leer que Una tregua de dos partidos está en vigor en materia de control de armas en Washington - una tregua en cuanto a la National Rifle Association.” El propio medio comenta que el jefe de los lobystas que defienden a la ANR se limitó a decir sobre el tiroteo de Tucson que "En este momento, seria inapropiado otra cosa que no sea las oraciones por las víctimas y sus familias”
Esto de que cualquiera porta armas, ocultas, armas de guerra, es legal además afecta también la seguridad del presidente. Obama quien ha sido amenazado en muchas ocasiones por los extremistas, los mismos que ahora aplauden desde una iglesia fundamentalista al tirador de Tucson, un medio de prensa afirma que “Arizona ofrece problemas especiales de los servicios secretos en la protección de Obama, dado el estado de las leyes laxas de control de armas, que permiten a las personas para llevar armas ocultas en casi cualquier lugar.”
EEUU es un país ingobernable, por mucho que quiera parecer paradigma de libertad, o de progreso, porque sus gobernantes los electos y sobre todos los ocultos se han ocupado de promover la violencia y el crimen como acto legítimo. No importa si tienen que matar a los marinos de una nave para empezar una guerra de rapiña, llámese “Maine” o “Cheonam” o mandar a asesinar a un presidente más de 600 veces, o disponer de instituciones estatales como la CIA cuya función pública es el crimen secreto, el sostener asesinos en serie como Posada Carriles, y ser capaces por un chasquido de prestidigitación política, transformar el acto terrible de asesinar a mansalva en un acto de seguridad nacional. Este no será el último tiroteo, el último atentado en el territorio norteamericano.
Con políticos irresponsables, ignorantes y viscerales como el W Bush o Sara Pailin que usan en sus discursos como llamados a la guerra y la violencia es muy difícil impedir que no ocurran crímenes y tiroteos.
Mientras se celebra el funeral de la niña Chirstina Taylor Green los habitantes de la ciudad tratan de mantener fuera a los miembros de una iglesia extremista de Westboro en Kansas quienes consideran al pistolero Tucson “un héroe y un soldado de Dios”
Es ese país al que todos muestran como grandioso en el que se puede ir a interrumpir el dolor de una familia lacerada por un criminal para decirles en su propia cara que esta bien muerta una niña de 9 años, solo porque es católica y no protestante y además las autoridades se lo permiten y hasta un juez lo santifica ese acto incivilizado como el derecho natural de la gente, de la mala gente. Según The Guardian La Corte Suprema de EE.UU. el año pasado defendió el derecho de los miembros de la iglesia de Westboro para protestar en los funerales. El caso fue presentado por el padre de un soldado muerto en Irak, cuyo entierro fue interrumpido.

Vistas: 16

Etiquetas: EEUU, Giffords, Tucson

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución