Por Mario Bello Aroca,
Caminante Latinoamericano



El mundo de hoy conmemora con alegría la gesta histórica del Asalto al Cuartel Moncada de Santiago y de Bayamo.

Veintiséis años tenía el Comandante Fidel Castro  cuando el golpe militar pro-yanqui de Batista.
 
Partiendo de una visión esclarecida y  partiendo sólo de ideas, invirtió un año, cuatro meses y 16 días en organizar, entrenar y armar a los jóvenes patriotas que atacaron los cuarteles de Santiago de Cuba y de Bayamo.(Reflexiones de Fidel)
Desde entonces hasta hoy la Revolución Cubana se fue construyendo  en una mezcla especial de lucha de ideas y de defensa militar de los principios.
 
En una oportunidad  revisando el viejo testamento encontré un verso que aunque esta referido a los escogidos de Dios  me recordó todas las gestas heroicas del pueblo cubano

Dice el profeta Joel en el  verso capitulo 2 verso 2:

“Día de tinieblas y de oscuridad,  día de nube y de sombra; (el brutal bloqueo del imperio, las mentiras, las calumnias, los arteros ataques militares y de la Cía.); como sobre los montes se extiende el alba, (la Revolución que nación en los montes y se expendio a la isla entera)  así vendrá un pueblo grande y fuerte;  semejante a él no lo hubo jamás,  ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones". (Siempre pensé que el profeta se refería al pueblo Cubano) y aunque ahora sé que no era así yo se lo dedico a Cuba y su Revolución.
 
Es necesario entender que a pesar de los recursos limitados de la nación caribeña, las dificultades y vicisitudes cotidianas que engendra el estado de sitio económico que Estados Unidos impone a Cuba desde 1960 -el cual afecta a todas las categorías de la población y constituye el principal obstáculo al desarrollo de la nación- el gobierno de La Habana ha edificado un sistema de protección social eficaz que satisface las necesidades básicas de la población.

Pese a grandes limitaciones,  el 85% de los cubanos son propietarios de su vivienda. Del mismo modo, se benefician de acceso gratuito a la educación, a la salud y a las actividades culturales. La libreta de abastecimiento les permite recibir cada mes, además del salario, una alimentación de base suficiente para dos semanas. Así nadie queda abandonado a su suerte y el Estado se encarga de las categorías más vulnerables de la sociedad. Por eso, a pesar de los límites en términos de recursos naturales, en Cuba no hay personas sin techo ni niños desamparados en las calles. Por otra parte, con respecto a la infancia, según la UNICEF Cuba es el único país del Tercer Mundo donde no existe la desnutrición infantil.
 
La brutal realidad económica del mundo de hoy nos muestra que  los más vulnerables son  abandonados rápidamente a su suerte en las “exitosas economías de mundo hoy en ruinas”
 
La Revolución Cubana puso en manos de los humildes obreros y campesinos la gran misión de custodiar el nuevo orden Revolucionario y hasta el día de hoy esa fuerza revolucionaria nunca ha sufrido una derrota.

Los sueños de los libertadores de América volvieron a tener vigencia plena a partir del 26 de Julio  cuando ya el más poderoso imperio se creía dueño del mundo.

La lucha  de jóvenes del Moncada  reeditaron las luchas de José  Martí y de  toda una generación de patriotas de nuestra América, que escribieron  las más brillantes historias del planeta en pro de la libertad y la justicia para los pueblos oprimidos.

Honor especial merece el pueblo cubano y sus líderes revolucionarios,  por su inmensa capacidad de comprender la hazaña que junto a Fidel llevan a cabo a partir de ese glorioso 26 de julio.
 
Siempre es 26
 
Enviado por su autor

Imgen agregada RCBBaez con fotos de Ismael Francisco y Juan P. Carreras

Vistas: 37

Etiquetas: 1952, 26, Aniversario, Cuartel-Moncada, Cuba, Julio, Revolución, Solidaridad

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de Rosa C. Báez el julio 30, 2012 a las 8:44am

No por ello pierde mérito el trabajo de Mario... al que no le sería grato ver tu comentario...