Reflexiones para el OPTIMISMO - 31 DE AGOSTO DE 2010
Un revolucionario, a la inversa que un reaccionario, es SIEMPRE un OPTIMISTA...

www.kaosenlared.net/noticia/reflexiones-para-el-optimismo
Se me ocurre que, por estos días, los que estamos en esto de la información, la contrainformación, y la solidaridad con todos los conflictos existentes del planeta, a veces sentimos que no es suficiente para remediar tantos suplicios. Sin embargo, lo positivo es que estamos ahí, escuchando, leyendo, siguiendo los procesos, y disponiendo de un tiempo necesario para actuar siquiera como "repetidoras" de la denuncia, involucrándonos con el avasallado, aprendiendo de los otros y aportando siquiera un modesto comentario.

Hay tantos conflictos que, por momentos, pensamos no podemos abarcar todo, que debemos establecer prioridades pero, acaso existen prioridades a la indefensión en cualquier parte del mundo, podemos poner por encima o en segundo lugar, un aberrante acto de impunidad respecto a otro?
Considero que no. Es como ir cargando una mochila y permanecer andando mientras ésta se va llenando hasta que su peso dobla nuestra espalda, tiende a tentarnos en el decaimiento, en asumir los males como perennes.

Por eso siempre me aferro a la palabra "REVOLUCIONARIO", y su definición: si no creyera en nuestra ética obligación de cambio, en nuestra capacidad transformadora de una más o menos dura realidad, que va de lo social a lo personal, y viceversa, debería renunciar a autodenominarme de esa forma. Ser revolucionario implica lucha cotidiana, consecuencia en los objetivos, flexibilidad en las formas, unirse, organizarse, autocriticarse y aprender a ejercitar una crítica constructiva, dominar el uso de POSIBILIDADES reales (para las cuales ya existen condiciones favorables) y formales ( con condicionamientos a más largo alcance).

Un revolucionario no puede ser un "improvisado", un compañero que declama consignas, alguien que sólo acompaña... Debe ser por sí mismo, alguien con sueños que tiene convicciones profundas para hacer realidad, un ser capaz de poner en hechos revolucionarios cotidianos su ideología. Un humano con el suficiente altruísmo como para sobrepasar por encima de sus propias comodidades y condicionamientos, para sensibilizarse e involucrarse con el que sufre, donde fuere. Nuestra propia vida debiera ser una práctica cotidiana coherente, con nosotros mismos, nuestra familia, amigos, entorno y dispuesto a saltar distancias geográficas, para que la aptitud (capacidades que va adquiriendo) se manifieste en actitud auténticamente revolucionaria, transformadora, por dura que parezca la realidad, creativa, confiada en la unidad de varios y la fuerza resultante, en el compañero militante y en las resistencias espontáneas de los pueblos.

Cuba, Sahara, Palestina, América Latina toda, países europeos, África sumida en la prehistoria... Cada espacio en el mapa geopolítico del mundo, juega un rol en los intereses imperialistas, están entrelazados, comparten la esencia de las mismas causas, un similar destino. O nos salvamos todos o no se salva nadie! No existen conflictos, explotados, invadidos, sometidos, torturados, asesinados, desaparecidos, fosas comunes, ataque a la niñez intentando castrar al futuro, de primera, segunda o tercera prioridad ! Con particularidades diferentes, todos sufrimos, tal vez en estadíos diferentes, circunstancias más o menos penosas, de mayor o menor urgencia, los mismos daños de lesa humanidad.

Porque son ese tipo de daños los que desculturizan, destruyen, aletargan mentes de hermanos que sucumben a necesidades primarias de techo, hambre, salud, educación, con los que se ensañan como perros de caza los imperialistas para los cuales la única VIDA que tiene significado es la de ellos...
Ver a nuestros hermanos humillados, en fotos, videos, por soldados bien pertrechados, riéndose de ellos porque los tienen de rodillas, con un cuerpo que cuenta los atropellos del que patéticamente se sienten poderosos ante la indefensión del otro, es una bofetada al rostro de cualquiera de nosotros. NO EXISTEN RAZONES PARA ELLO !!!

Sin embargo, el raconto de conflictos, como permanezco en mi optimismo, me ha hecho notar, me ha evidenciado la resistencia de TODOS los pueblos no sólo por "saltar" sus circunstancias denigrantes ante el atropello, sino en Organizaciones de otros pueblos en solidaridad, la capacidad de unidad general por encima de lo particular, por establecer correlaciones de fuerza favorable en contra de la impunidad, por el aislamiento del imperio y sus aliados estratégicos y tácticos.

Considero el camino que más nos fortalece es la unidad de pueblos y Gobiernos denominados progresistas, el ejercicio de ella y la solidaridad permanente, la identificación del enemigo antagónico y posponer en un tiempo necesario, cuestiones secundarias para tiempos venideros. Existe un tiempo de hacer y otro de profundizar, corrigiendo errores, si los hay, pero no podemos comenzar el proceso hacia la unidad de la resistencia mundial de los pueblos, y cada uno en particular, por el segundo paso. Deponer mezquinos intereses particulares es, tal vez, la única forma que pueda sustentar realmente a la humanidad y una RESISTENCIA unida en tiempo/espacio.

A veces hay que ir de lo general a lo particular para lograr salvarse, en el más amplio sentido de la palabra. Organizaciones, Organismos Internacionales, Sindicatos, Partidos políticos, todo el entramado que el pueblo ha venido tejiendo, en todas partes del mundo, NO SE PUEDE PERDER, sino que es una obligación moral sostenerlo para dar origen a una humanidad tal cual la soñamos para nostros y nuestra descendencia. No caben acá retrocesos, actitudes nihilistas, menguar esfuerzos en cosas secundarias, sino optimizar resultados, profundizar y consolidar lo ya creado por los pueblos, por nosotros.

Gracias compañeros !


LIC. MARTHA LIDIA FERREIRA

Vistas: 10

Etiquetas: GRACIAS

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución