Qué pinta Hillary Clinton en el caso Repsol YPF

Norelys Morales Aguilera.- La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se ha comprometido a estudiar “las propuestas” que le remitan de España y la Unión Europea (UE) para responder a la decisión del Gobierno argentino de nacionalizar YPF, filial de Repsol, con el objetivo de lograr que Buenos Aires “rectifique”.


En la sede de la OTAN el ministro de exteriores de España, Manuel García-Margallo este jueves dijo: “Lo que hemos acordado es que vamos a explorar todas las vías en las que podamos colaborar juntos para restablecer la legalidad internacional. Vamos a intentar analizar en qué podemos trabajar en el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, en el G-20, en el Club de París… En cualquier otra institución en la que se puede ejercer una acción para intentar que el Gobierno de Argentina rectifique la posición sobre Repsol, que está perjudicando desde luego a los intereses españoles, está perjudicando a la confianza en los mercados y está llevando a Argentina a una situación extremadamente difícil”.

Véase quién viene a restablecer la "legalidad internacional", el gobierno que más la irrespeta y que precisamente respecto a la Argentina, acaba de dar un portazo en la Cumbre de Cartagena a su reclamo incuestionable de soberanía de las Malvinas, declarándose “neutral” poniéndose a favor imperio británico.

España ha desatado una ofensiva diplomática jugando sucio porque conocen las arbitrariedades de Repsol y tratan de envenenar a su propio pueblo. Mariano Rajo pide ayuda a sus amigos neoliberales y se ha ido a México y Colombia, en el primero obtuvo el apoyo de Felipe Calderón a quien su política entreguista le ha valido una opinión de su propio pueblo: “A Cristina le sobran sayas y a Calderón le faltan pantalones”.

El ministro de economía argentino Hernán Lorenzino, dijo a Telam que "Repsol contribuyó a vaciar la empresa para su expansión en otros países", ha rechazado que el tema YPF tenga que tratarse a nivel G-20, en un intento más de hacer que Argentina abdique de su derecho.

"Repsol adquirió YPF para descapitalizarla y exprimirla financieramente", y el resultado fue un "desabastecimiento del mercado, lo que es contrario a la ley vigente de hidrocarburos y la ley de gas", dijo el ministro argentino.

Lorenzino resaltó que "la distribución de dividendos" de la firma, desde el comienzo de la crisis internacional en el 2008, "fue 5 veces la media de la industria, es decir mucho mayor a cualquier otra compañía que opera en el sector". "Y lo más grave que hizo fue que con esos dividendos apalancó inversiones en otro países".

Según reveló este jueves el periódico económico británico Financial Times, la renacionalización de YPF habría podido desbaratar los planes de Repsol para vender en secreto 57,4% de YPF a un comprador chino, que una persona implicada (en las negociaciones) identificó como Sinopec, lo que fracasó tras el anuncio  del Gobierno argentino de devolver a la nación el 51% de la empresa.

Los contactos para la venta se habrían desarrollado a espaldas del ejecutivo argentino, a pesar de que el mismo debe dar su visto bueno a la operación en virtud de su “acción de oro” en YPF.

Esta es la “legalidad” que quiere restablecer la Clinton: el derecho al lucro de las transnacionales con los recursos de otras naciones, en este caso Argentina. Y, aplicando presiones del FMI, BM y la EU entre otros agentes dominantes, con el coro mediático corporativo a su favor. De eso se trata.[Especial para Telecubanan]

Vistas: 43

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de JUAN LUIS NARANJO BATISTA el abril 20, 2012 a las 5:30pm

Norelys, en el estudio que haga Hillary de los problemas argentinos alcanzará menos 2, pues es una analfabeta de la situación en Latino América. Estos personajes siguen actuando con arrogancia y piensan que pueden lograr rectificación de hechos que a ellos les perjudican. Los ilegales como la Clinton no pueden legalizar a su conveniencia, derechos de los pueblos.