Sin duda alguna, el Comandante Presidente Chávez, esta viviendo uno de los tiempos más difíciles de su transitada vida personal, política y social, a propósito de su recaída al aparecer nuevamente el fantasma de un cáncer maligno?.

No obstante, es valioso recalcar la actitud indomable del líder de la Revolución Bolivariana Socialista de la Republica Bolivariana de Venezuela. Es innegable su condición de cristiano y no demuestra, lo oculta muy bien, estar abrumado por las circunstancias de su padecimiento.

Un rasgo de su Fe –con F mayúscula- que observamos, es no manifestar ningún tipo de quejas, dudas o cuestionamientos al Dios de su devoción. Se mantiene confiado, seguro de su victoria sobre la enfermedad.

Es por esto que se mantiene metido, embuido, inserto en los problemas de su país, de su gente. Es un ser histórico. Su sentido de justicia, no le permite ignorar la injusticia que le rodea. No oculta, evade ni subestima los problemas que le preocupan. Esta Fe cristiana de Hugo Chávez, parece comprometerlo con la realidad y lo responsabiliza con el prójimo y consigo mismo. Considera estar seguro que en medio de esta crisis, Dios esta con él.

En última instancia la Fe del Presidente venezolano, lejos de paralizarlo lo mantiene en acción, es Fe vivencial. No se deja controlar por las dificultades, no se deja dominar, más bien actúa, anda a pesar de ellas.

En este camino difícil, doloroso e incierto, tiene que vencer preocupaciones, miedos y enemigos y se abre paso. Es una Fe que se vive, actúa. Demuestran ser los rasgos de un verdadero cristiano evangélico en el sentido más amplio de la palabra.

Oramos por su total y definitiva recuperación, confiando en nuestro Dios y apropiándonos de su Fe, que no lo angustia, no lo desespera, le aumenta y le promueve la Esperanza.

José Amesty – 24-02-2012

Vistas: 12

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución