¡No se mata la verdad matando periodistas!

Continuan comentiéndose casi a diario -impunemente- asesinatos en Honduras. Continúa el crimen enseñoreándose de las calles... y unas de las víctimas preferidas son los periodistas, los comunicadores sociales...

Sépase de una vez, señores golpistas, oligarcas, sicarios:

¡No se mata la verdad matando periodistas!

Asesinan al periodista Adán Benítez en Honduras

El periodista Adán Benítez resultó asesinado en la ciudad atlántica hondureña de La Ceiba, a 400 kilómetros al norte de Tegucigalpa, confirmó hoy la policía.

Según las autoridades, Benítez transitaba en la noche del lunes hacia su hogar por una calle cuando fue asaltado por desconocidos que lo despojaron de sus pertenencias y luego lo ultimaron.

La versión policial maneja el robo como móvil principal de este crimen, fundamentándose en que la víctima carecía de pertenencias.

Según la prensa, el comunicador social cubría todo tipo de noticias en la radio Mackintosh y en el canal 14 de televisión de La Ceiba.

Con más de 15 años de experiencia en la profesión, Benítez antes laboró en otros medios de esa ciudad, entre ellos el Canal 36, TeleCeiba, Canal Siete y para varios programas radiales.

Colegas, amigos y conocidos entrevistados por emisoras resaltaron el carácter afable y pacífico de este reportero de 42 años de edad.

El Comisionado Nacional de Derechos Humanos recordó que desde noviembre de 2003 hasta hoy murieron violentamente 20 comunicadores sociales hondureños, de ellos 12 en los dos últimos años, y la mayoría de los casos no han sido resueltos por las autoridades.

Esa entidad calcula que más de 36 mil personas murieron de forma violenta en la última década en este país centroamericano, lo que representa un promedio mensual de 286 víctimas.

El Estado ha mostrado incapacidad institucional para prevenir las violaciones, investigar y sancionar a los perpetradores así como para resarcir a las víctimas por los daños causados y la mayoría de las muertes permanece en situación de preocupante impunidad, recordó el Comité de Libre Expresión de Honduras (C-Libre).

Estadísticas oficiales indican que en Honduras ocurrieron seis mil 236 homicidios el año pasado y la tasa de homicidios es de 77 por cada 100 mil habitantes, la más alta de la región.

 

2

 

El violento oficio de escribir

El homicidio ocurrió una semana después de que el periodista Adán Benítez denunciara en el noticiero local a una banda de delincuentes que robaba autos en la zona. El presidente aprobó una cuestionada tasa de seguridad.

La escalada de asesinatos contra periodistas en Honduras aumentó ayer al conocerse la noticia del homicidio de Adán Benítez, de 42 años. Se trata del décimo segundo cronista asesinado en Honduras desde 2010, por lo que especialistas señalan al país como el más peligroso del continente para ejercer la profesión. Lo que más alarma a la opinión pública hondureña es el manto de impunidad que rodea a estos casos. Es el segundo crimen contra un periodista en lo que va de 2011, luego del asesinato del cronista de Omega Visión, Héctor Francisco Medina Polanco.

En la noche del martes, en la ciudad costera del norte de La Ceiba, dos individuos atacaron al periodista deportivo Adán Benítez cuando se dirigía a su casa, despojándolo de sus pertenencias y disparándole en la cabeza. El homicidio ocurrió una semana después de que Benítez denunciara en el noticiero local a una banda de delincuentes que robaba autos en la zona. Adán Benítez también trabajaba en la emisora local Estéreo McIntosh y tenía una trayectoria de dieciséis años en los medios de Honduras.

El tío de la víctima, Fabio Sevilla, pidió que se esclarezca el asesinato de Benítez para sentar un precedente, haciendo alusión a la alarmante impunidad que rodean estos crímenes. “Era una persona relativamente callada, a la que le gustaba mucho hacer programas con visión futurista, la verdad perdemos un comunicador que le dio su esfuerzo a esta ciudad”, se lamentó su compañero Geovany Alfonso.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que, desde noviembre de 2007 hasta la actualidad, murieron asesinados 20 periodistas hondureños. Desde que en 2010 asumiera el gobierno de Porfirio Lobo tras la destitución ilícita de Manuel Zelaya y el gobierno de transición de facto, han asesinado a doce cronistas. En diálogo con Página/12, el titular de la CNDH, Ramón Custodio López, se mostró sumamente preocupado por los periodistas en Honduras. “Son delitos de orden público por los que la ley no hizo su diligencia. Elevamos a la Comisión Inte-ramericana de Derechos Humanos de la OEA la denuncia para que actúen por el alto riesgo, pero ellos no contestaron de forma interesada de acuerdo a sus atribuciones y competencias. Más bien lo hicieron con medidas cautelares”, sentenció Custodio López.

Un reciente informe de la ONG hondureña Comité de Libre Expresión, que defiende los derechos humanos de los periodistas, denunció al Estado de Honduras por la incapacidad institucional para prevenir los crímenes y resarcir a las víctimas por los daños causados. “La respuesta (del gobierno) es tan negativa como el gobierno anterior. La situación es de continuo riesgo para ejercer el oficio. Hay poco interés para investigar por parte de la policía, y de los Poderes Ejecutivo y Legislativo de dar órdenes”, dijo el comisionado de la CNDH.

En un comunicado emitido ayer, la CNDH denuncia que la tasa de seguridad, aprobada por el Congreso el 23 de junio y que gravará transacciones bancarias con el 0,3 por ciento, es una excusa para subsanar un déficit fiscal. En el comunicado, se califica la medida que sancionará Porfirio Lobo como inconstitucional y poco transparente.

Los crímenes contra periodistas ocurren en un país donde crece la violencia de grupos vinculados al narcotráfico en la región. Las estadísticas indican que en el país ocurrieron 6236 homicidios en 2010. La tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes ronda en el orden del 77 por ciento a finales de 2010, y en lo que va del año aumenta la tendencia. La tasa de crímenes es especialmente alta en la capital, Tegucigalpa, y en San Pedro Sul. El homicidio de Adán Benítez es el segundo en lo que va de 2011 luego del crimen cometido contra el reconocido periodista Medina Polanco, quien fue asesinado por dos sicarios a la salida del canal Omega Visión. El periodista había denunciado actos de corrupción en la alcaldía municipal de Morazán. “Llevamos un cómputo al día reportando periódicamente la situación de grave peligro, dirigiéndonos a los organismos competentes como el Comité de Periodistas de Nueva York”, afirmó Custodio López. Para el comisionado de la CNDH, la OEA debería tener un papel más activo en la resolución contra la ola de asesinatos a periodistas que azota el país. “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es dirigida por la OEA, y Honduras es Estado parte en la convención americana, por lo que está obligado a actuar con medidas cautelares.”

Informe: Juan Nicenboim.



 

 

  
 

Vistas: 60

Etiquetas: Adán-Benítez, Honduras, asesinatos, periodistas, represión

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución