Nicolás Guillen y el CHE - Homenaje al guerrillero argentino en la poesía del Poeta Nacional Cubano

Por Stefano Guastella - www.5av.it

Guillen y el Che

Empoli (Florencia) - Italia - 14/06/2012 - Hoy, 14 de junio de 2012, aniversario 84 del nacimiento del Che, voy a ligar esta fecha con las celebraciones dedicadas al Aniversario 110 del Poeta Nacional Cubano, Nicolás Guillén.

En la amplia obra de este gran Artista, fundador de la Unión Nacional de los Escritores y Artistas Cubanos (UNEAC), hay dos poesías dedicadas al CHE.

Encontré un artículo del periodista Joel Lachataignerais Popa, publicado el 11 de Noviembre de 2011 en el sitio web  www.tiempo21.cu que dice así: 

"Cuenta el Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén que encontrándose de paso por Buenos Aires, la hermosa capital argentina, en un día de 1959, recibió una llamada telefónica del director del semanario Propósitos, el señor Leónidas Barletá, quien le proponía escribir una crónica o un soneto como homenaje al Che Guevara, atendiendo al rápido prestigio alcanzando por el argentino en Cuba.

El tiempo era corto, pues debía darle la nota al periódico esa misma tarde, pero el soneto salió. Fue la primera vez que escribió algo dedicado al Che: '
Como si  San Martín quemante la mano pura / a Martí familiar tendido hubiera, / como si el plata vegetal viniera / con el Cauto a juntar agua ternura, / así, Guevara de voz dura, / brindó a Fidel su sangre guerrillera.' "

El Texto completo de esta poesía es el siguiente:

Como si San Martín la mano pura
a Martí familiar tendido hubiera,
como si el Plata vegetal viniera
con el cauto a juntar agua y ternura,

así Guevara, el gaucho de voz dura,
brindó a Fidel su sangre guerrillera,
y su ancha mano fue más compañera
cuando fue nuestra noche más oscura.

Huyó la muerte. De su sombra impura
del puñal, del veneno, de la fiera,
sólo el recuerdo bárbaro perdura.

Hecha de dos un alma brilla entera,
como si San Martín la mano pura
a Martí familiar tendido hubiera.

 Ese texto se transformó en canción, musicalizada por Enrique Núñez e interpretada por Liuba María Hevia con el Octeto Catarsis(1)

Otra poesía muy famosa dedicada al che por el Poeta Nacional cubano, es "Che Comandante, amigo", escrita después de la caída del Guerrillero Heroico. Estas son las palabras que reporta Joel Lachataignerais Popa:

En 1967, Nicolás Guillén, había cumplido sus provechosos 65 años de edad. El Che andaba por las serranías bolivianas. Toda esa vida vivida de modo intenso y veloz, le permitieron un escrutar profundo de amor y arte, en la vida nacional. Por esos días, recuerda, como durante meses se estudio rumorando una posible salida definitiva del Che de Cuba y la prensa internacional, a partir de las agencias norteamericanas, especulaban sobre el lugar donde estuviera el argentino; un día de octubre comenzó a comentarse su presunta caída en combate, y trae a su memoria como el golpe sospechoso conmocionó en su realidad a todos.

“...me puse a trabajar en un poema al Che con tal ahínco que cuando una de aquellas noches Haydee Santamaría me sugirió que lo hiciera, yo le dije: Haydee, perdóname, pero ya está terminado, le faltará alguna estrofa, pero el grueso de la composición sólo necesita un poco de lima...”.

Al día siguiente la heroína del asalto al cuartel Moncada, Haydee Santamaría, atraída por lo que ya conocía, quiso escuchar una grabación provisional del poema en la voz del propio Nicolás Guillén. Conocida la realidad de la caída del Che, en ese mismo octubre de la muerte estaba la fecha marcada para la velada solemne en honor el argentino-cubano: estaba prevista para la Plaza de la Revolución José Martí en el corazón de la capital cubana. Celia Sánchez, llamó por teléfono: Fidel pedía que debía decir en el acto el poema en vivo, su voz debía escucharse allí estrenándolo.

“...creo que salí airoso de la prueba...”. Así lo recuerda el propio Guillén en sus memorias de aquél suceso, aunque al llegar a la tribuna el entonces comandante Raúl Castro Ruz, le llamó la atención, pues llegó retrasado y hubo necesidad de esperar unos minutos por su aparición... “... de buenas a primeras me vi frente al público y con mi poema en la mano... no hubo locutor... no hubo aplausos... el silencio sobrecogía por su religiosa densidad. Afortunadamente, no tuve el menor tropiezo, pero cuando terminé el susto me desplomaba... Alguien me pidió las cuartillas en que estaba escrito el poema, creo que la propia Haydee, y al día siguiente, desplegado en la primera página del periódico Granma, el Che Comandante, amigo “tomaba posesión de las calles...”

Fue así como nació el más conocido de los poemas guillenianos al Che, estrenado en su honor, en la ceremonia popular presidida por Fidel Castro Ruz, en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana, el 18 de octubre de 1967, donde el propio autor los leyó por primera vez. Con sus versos Nicolás Guillén trasladó a su pueblo un mensaje imperecedero: “Queremos morir / para vivir como tú vives, / Che Comandante, / amigo.”
>>

Y aquí va el texto completo de la Poesía de Guillén:

No porque hayas caído
tu luz es menos alta.

Un caballo de fuego
sostiene tu escultura guerrillera
entre el viento y las nubes de la Sierra.
No por callado eres silencio.

Y no porque te quemen,
porque te disimulen bajo tierra,
porque te escondan
en cementerio, bosques, páramos,
van a impedir que te encontremos
Che Comandante,
amigo.

Con sus dientes de júbilo
Norteamérica ríe. Más de pronto
revuélvese en su lecho
de dólares. Se le cuaja
la risa en una máscara,
y tu gran cuerpo de metal
sube, se disemina
en las guerrillas, como tábanos,
y tu ancho nombre herido por soldados
ilumina la noche americana
como una estrella súbita, caída
en medio de una orgía.
Tú lo sabias, Guevara,
pero no lo dijiste por modestia,
por no hablar de ti mismo.
Che Comandante,
amigo.

Estás en todas partes. En el indio
hecho de sueño y cobre. Y en el negro
revuelto en espumosa muchedumbre,
y en el ser petrolero y salitrero,
y en el terrible desamparo
de la banana, y en la gran pampa de las pieles,
y en el azúcar y en la sal y en los cafetos,
tú, móvil estatua de tu sangre como te derribaron,
vivo, como no te querían,
Che Comandante,
amigo.

Cuba te sabe de memoria. Rostro
de barbas que clarean. Y marfil
y aceituna en la piel de santo joven.
Firme la voz que ordena sin mandar,
que manda compañera, ordena amiga,
tierna y dura de jefe camarada.
Te vemos cada día ministro,
cada día soldado, cada día
gente llana y difícil
cada día.
Y puro como un niño
o como un hombre puro,
Che Comandante,
amigo.

Pasas en tu descolorido, roto, agujereado traje de campaña.
El de la selva, como antes
fue el de la Sierra. Semidesnudo
el poderoso pecho de fusil y palabra,
de ardiente vendaval y lenta rosa.
No hay descanso.
¡Salud, Guevara!
O mejor todavía desde el hondón americano:
Espéranos. Partiremos contigo. Queremos
morir para vivir como tú has muerto,
para vivir como tú vives,
Che Comandante,
amigo.

ESCUCHE LA POESÍA DESDE LA VOZ DEL PROPIO GUILLÉN, EN EL VIDEO AQUÍ ABAJO

Vistas: 530

Etiquetas: 14, Che, Cuba, Guevara, Guillen, Poesía, de, junio

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución