Manipulaciones mediáticas y propaganda política mal intencionada

Es verdaderamente vergonzoso ver como los grandes medios masivos de comunicación, en manos de las poderosas empresas que representan y soportan el sistema imperial imperante, son utilizados para desinformar y confundir a la sociedad con el propósito de satisfacer sus intereses dominantes. En sus manos dichas tecnologías son instrumentos de propaganda comercial y política que, combinadas con técnicas sutiles y subliminales, operan sobre la mente de las personas, sin que estos se den cuenta, y los despojan de su capacidad de análisis.

En su ofensiva, como parte de la guerra cultural mundial, el imperio utiliza técnicas, mecanismos psicológicos, engaños, falsas apariencias, ocultación de información, manipulaciones, manejo de las sensibilidades de las personas, explotación de sus ansias y vanidades, las percepciones subliminales, la persuasión, la hipnosis, las promesas de felicidad y bienestar, etc., para, a través de todos estos elementos enamorarnos, crearnos simpatías e intereses hacia ellos y hacia sus estilos de vida, conquistar nuestras mentes y norteamericanizarnos por nuestra propia voluntad.

Para ello invierten miles de millones de dólares anualmente en publicidad y otros miles de millones en investigaciones para conocer las interioridades de la sociedad.

A través de los productos culturales y noticias que divulgan les hacen creer a las personas que ellos se preocupan por su bienestar; les dibujan un mundo ficticio donde no existen los problemas, donde no hay guerras, no hay desempleo, donde todo es felicidad y placer, cuando en realidad es todo lo contrario; dichos productos cumplen la función de satisfacer sus deseos mercantiles y políticos, de llenarles los bolsillos de dólares o de implementar su ideología dominante a cualquier precio, incluyendo la guerra.

Usando estereotipos ofrecen una imagen simplona y esquemática de la realidad, imponen modos de vida colectiva, ignoran las contradicciones políticas de las clases, niegan los problemas existentes, no reconocen la cultura de los pueblos e imponen la suya.

El mundo está repleto de la propaganda ideológica imperialista. No debemos dejar que nos engañen más y nos penetren ideológicamente; las tecnologías y las noticias no son neutrales, llevan en sí la carga ideológica del sistema que las genera.

 Las mujeres y los hombres progresistas del planeta deben unirse en la web 2.0, las redes sociales, y en todos los medios de comunicación masiva, para defender la identidad cultural de los pueblos, luchar contra el imperialismo cultural que nos oprime, por la libertad absoluta y el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

  Jorge Morales Rodríguez.

Vistas: 48

Etiquetas: Manipulaciones, mediáticas

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución