La situación en el mal llamado mundo civilizado de hoy es peor cada día, en vez de caminar hacia el progreso, hacia la sensibilización humana, aumentan los enfrentamientos, las protestas, las guerras, las decisiones injustas y arbitrarias del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y, el manejo al antojo por parte de los países más ricos de la Organización del Atlántico Norte OTAN.
Esta organización fue creada con el objetivo de colaborar con Europa ante la amenaza de la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial. Mediante los medios logísticos de la veintena países que la integran, la OTAN cohesiona y organiza a sus aliados en materia política, económica y militar.
Sin embargo el mundo arde en llamas y no es broma, existen protestas en Grecia, Italia y España contra la reducción de empleos, reformas constitucionales, y recortes en la educación, en Colombia y Paraguay estudiantes y docentes se lazan a las calles, por otra parte en Estados Unidos específicamente en Nueva York se manifiestan en contra del sistema económico, mientras que en Costa de Marfil interviene una Comisión de Verdad y Reconciliación donde se ha desatado una guerra civil que ha causado ya la muerte a 3000 personas.
¿Son acaso ciegos los miembros del Consejo de Seguridad? ¿Intervendría también la OTAN como lo hizo en Libia para resolver conflictos civiles en estos países? Ante estas interrogantes vale responder: No son ciegos los miembros del Consejo de Seguridad, que al parecer no están muy seguros (valga la redundancia) y a la hora de tomar decisiones les tiembla la mano, en cambio la OTAN responde como perrito faldero ante sus amos imperialistas, y por supuesto que no actuarían contra ellos, sus misiles ahora también apuntan hacia otro lado.
Ante esta situación es vergonzoso ver como el presidente de Francia y el primer ministro británico acudieron a Trípoli el pasado mes de septiembre para respaldar y prometer ayuda al Consejo Nacional de Transición, organismo que a su vez les prometió prioridad en los contratos efectuados por Libia, muy inteligentes los mandatarios, ellos sí que aseguran sus ganancias en esta guerra.
No obstante asombrosa fue la decisión de Rusia y China de vetar el proyecto de resolución contra Siria en el Consejo de Seguridad, pues quién sabe, quizás no quieren equivocarse de nuevo, como lo hicieron con Libia, ya era hora, alguien tiene que ponerle un alto a tantas agresiones y patrañas del gobierno norteamericano, sus aliados y a la OTAN. Pero no nos creemos falsas esperanzas lo que puede pasar con Siria todavía está por verse.
Por eso muy de acuerde se debe estar con el artículo publicado en el periódico Granma el pasado miércoles cinco de octubre, donde en unos de sus párrafos se afirma: “hay que reconocerle a Obama que tiene inteligencia para pasar a un nivel más alto en su carrera como demagogo. Mientras que Busch sacudía el territorio en busca de jóvenes a darlo todo por su , el Premio Nobel de la Paz ha logrado que su país no ponga los muertos. La OTAN hace el trabajo sucio”.

Vistas: 10

Etiquetas: OTAN, conflictos, guerra

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución