Como era de esperarse, la Iglesia Católica ha sido en centro de múltiples ataques de las fuerzas reaccionarias en el exterior, sobre todo sobre la base de cuestionar su papel en relación con los acontecimientos relacionados con las recientes irrupciones en templos católicos en la Isla. Y estos ataques no son nuevos. El hecho de que la Iglesia haya asumido un papel de plena respeto hacia la realidad cubana y que busque con total honestidad un mejoría a los problemas relacionados con la misma, fortaleciendo su papel dentro de la sociedad cubana, le ha accareado fuertes e irrespetuosas críticas de los tradicionales enmigos de Cuba, lo que han, incluso, culpado de un falso alineamiento con la política del gobierno.

La sórdida intolerancia, los irrespetuosos epítetos y la crítica sin argumentos, se han cebado a diario en una ireverente descarga de ataques verbales y escritos, donde sobresalen, incluso, figuras de la política norteamericana, grandes medios de comunicación, los grupos mafiosos de Miami y la execrable contrarrevolución interna.

Una muestra de ello lo acaba de realizar el The Wall Sreet Journal quien se lamenta y cuestiona el papel de la Iglesia en Cuba como responsable de fomentar un sentimiento de "frustración" en la masa de mercenarios anticubanos, tomando como ejemplo declaraciones de los contrarrevolucionarios Ángel Moya, Berta Soler y otros. La apretada agenda del Pontífice no le permite recibir a estos individuos, sobredimensionados mediáticamente y que carecen de representatividad dentro de la población. Así se los hizo sabe en más de una oportunidad la jerarquía eclesiástica a los solicitantes. Mas tercos y obstinados, tratan de presionar por todos los medios este encuentro que, de seguro, nunca se dará.

Es absurdo que el Wall Street Journal cuestione la posibilidad de un encuentro entre Fidel y el Papa, mientras que desestima el encuentro con Berta Soler y sus cacareadas Damas de Blanco. ¿Existe acaso comparación? Como Jefe de Estado el Papa está en pleno derecho de entrevistarse con quien ostentó hasta hace poco las más altas investiduras gubernamentales en Cuba. Dedicarle el tiempo a cuatro gatos provocadores e incitadores a la desobediencia civil, sería una falta de tacto diplomático. Y el Papa sabe bien de estas cosas.

En una carrera desenfrenada, moviendo todos los resortes de la maquinaria mediática, los enemigos de Cuba presionan al Pontífice para que se encuentre con ese reducido grupo de escoria política, experta en traiciones y mentiras. Un papel principal en esta campaña de presiones lo acaba de asumir Lech Walesa, dudoso Premio Nóbel de la Paz, quien dirigió una carta al Papa invitándolo a que tome la defensa de los provocadores dentro de la Isla. Walesa no entiende que la defensa de esa escoria representa una ofensa a la sensibilidad de la gran mayoría de los cubanos y el Papa no se prestará a ese juego.

El amo del Norte no podía quedarse atrás y rápidamente salió en defensa de los alborotadores, quienes desde los últimos días están desarrollando diversas provocaciones para viciar la visita de Benedicto XVI. En una declaración totalmente injerencista, el Departamento de Estado salió en apresurada defensa de varios de ellos, los que fueron detenidos por unas horas el pasado domingo, en declaraciones de la vocera Neda A. Brown. La intención era clara: manipular el hecho de que estos mercenarios están empleando una falsa fe religiosa para vender una imagen de falsa represión contra ellas, cuando todo su accionar tiene un claro y evidente fin político: destruir a la Revolución.

Un elemento dentro de la campaña mediática es retrotraer al escenario mediático la llamada Primavera Negra, hecho que conllevó a la detención de decenas de contrarrevolucionarios, asociados a la SINA, quienes se encontraban vinculados a planes desestabilizadores y anti constitucionales. No resulta nada raro que varios medios de prensa hayan retomado este pasado evento para mentir sobre la realidad cubana y hacer le el juego a la contrarrevolución interna. Así no soprendió la andanada mediática desarrollada por el reaccionario diario español El País, El Nuevo Herald, Radio Martí, The Washington Post. The New York Times, La Prensa de Nicaragua, la radio y televisión española, el diario ABC, la versión digital de Hoy y Yahoo News, Prensa Libre de Guatemala, el Universal de México y Siglo 21; además de otros como La Tercera de Chile, El Venezolano, Ambito de Buenos Aires, el peruano El Comercio, El Observatorio Romano y agencias como AFP, Reuters, AP y otras.

También la blogosfera contrarrevolucionaria, integrada por más de 1 000 blogs ha asumido la ofensiva idoelógica contra Cuba, distorsionando la realidad y fabricando una supuesta e inexistente represión y violación de los derechos humanos. Entre estos blogs se encuentran Cafefuerte, Penúltimos Días, Cubajutía y DHCuba. En la red social Facebook son frecuentes los ataques entre las principales páginas y grupos anticubanos.

El error básico, si es que existe tal, o la mala intención, es hacerse eco de falsas denuncias y atropellos, a inexistentes campañas de asedio y otras supuesta violaciones de los derechos humanos, esgrimidos por oportunistas y mentirosos de oficio como Elizardo Sánchez Santacruz, René Gómez Manzano, Yoani Sánchez, José Daniel Ferrer, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque Cabello, Alejandrina García de la Riva, Rosario Morales La Rosa, Arnaldo Ramos Lauzurique, así como otros desprestigiados falsarios de oficio.

No podían faltar tampo dentro de los bien estructurados ataques contra las autoridades cubanas y la Iglesia Católica los mafiosos dentro del Congreso Norteamericano, tale como David Rivera, Ileana Ro-Lehtinen y Mario Díaz Balart. Por su parte, La Loba Feroz declaró con total irrespeto: "No es de mucha sorpesa porque el viernes cuando el Cardenal Jaime Ortega le dijo al regimen castrista, "si pueden ir al Santuario de la Iglesia y pueden quitar a los 13 disidentes que estaban en la Iglesia, pues eso era la luz verde al régimen castrista para empezar a arrestar a todos los disidentes".

Díaz Balart tampoco fue parco en los ataque contra la Iglesia, cuando declaró: "La Iglesia Católica no solo ha estado callada sino que parece estar en colaboración con el régimen."

Otro de los que especulan sobre un fracaso de la visita papal a Cuba es el connotado terrorista Carlos Alberto Montanaer, quien dijo no esperar mucho de la misma. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también pretende usar su 144 período de sesiones, para plegarse a los ataques contra Cuba, sobre la base de informes infundados, que muchas veces lo han empujado al ridículo. La CIDH no acaba de aprende que confiar en mentisoros como Elizardo solo le deparan burlas y pérdida de objetividad en sus denuncias.

La agencia EFE dijo que la única audiencia sobre Cuba, que no contará con representantes del Estado y que estará centrada en las denuncias de agresiones contra mujeres defensoras de derechos humanos, será la encargada de cerrar la sesión el viernes.

Más allá de los intereses políticos que están gestando las fuerzas anticubanas, está claro que que la visita del Papa a Cuba será, específicamente un evento específicamente religioso, de acercamiento entre los hombres y un llamado ala paz entre los hombres. Así lo explicó claramente el cardenal Marc Ouellet, presidente de la Comisión para América Latina, quien dijo al L’Osservatore Romano, el diario del Vaticano, que “el principal objetivo de la visita del Papa a la isla caribeña es el de reforzar la fe de sus habitantes y quien piense lo contrario se equivoca”. Sus palabras son una alerta a los manipuladores y deja claro que no expectativa alguna a sus provocaciones políticas.

Por su parte, el monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), ha declarado que es su esperanza que la próxima visita de benedicto haga fluir las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno.

En posiciones más objetivas, reslata la del coordinador general del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), Gabriel Coderch, quien destacó que esta visita resalta el carácter humanista de la Revolución.

No cabe la menor duda que la próxima visita de, Papa a Cuba defraudará a aquellos cuyo odio a la Isla se mantiene lleno de insana y enfermiza frustración. Ya la Santa Sede dio un paso positivo cuando condenó el bloqueo estadounidense contra Cuba, en declaraciones previas a la visita que realizará el Papa Benedicto XVI a la Isla. Esta condena, dada a conocer por el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, responde a una apreciación justa y serena de la Iglesia ante un genocidio que se mantiene durante más de cinco décadas y encierra no solo una posición política, sino un profundo sentimiento de justicia.

Para nosotros, aunque no profesamos la fe católica, consideramos que la visita del Papa a Cuba será un evento de trascendental importancia, en la medida en que acerque a los cubanos hacia los proyectos de desarrollo político social puestos en marcha y a hacernos, en gran medida más humanos, participativos y justos. En la medida en que esta visita contribuya a que cada uno de nosotros seamos mejores en el desempeño de nuestras tareas y nos dote de una mejor comprensión de que todo lo que pueda unirnos es lo mejor, Cuba saldrá ganando.

Todavía la contrarrevolución anticubana no ha jugado todas sus cartas para afectar la visita del Papa a Cuba. Es bueno que tomen conciencia de que nuestro pueblo no permitirá, bajo ningún concepto, que este bello evento de Paz y Amistad, basado en el respeto y el humanismo, sea saboteado por aquellos que hoy les dan la espalda a Dios a cambio de un sucio y denigrante puñado de dólares. Estamos vigilasntes, conocemos cada uno de sus pasos y no habrá sorpresas. ¡Están advertidos!

Percy Francisco Alvarado Godoy

Vistas: 26

Etiquetas: Alvarado, Francisco, Godoy, Percy

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución