La carroñera política del gobierno español con Cuba y otras mamandurrias

La barriobajera y esperpéntica crítica a la mamandurria de la ultraderechista presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, define bien a las claras el talante antidemocrático de los cargos públicos del PP. Esta personaje de sainete sesentero cada vez que abre la boca es para cagarla de forma estrepitosa y restarle votos a su partido. Insulta con su verborrea gris y su extremada incultura de marujona burguesa, que ofende de forma permanente a millones de personas que están sufriendo las calamidades de este régimen de robos, desempleo, abusos de poder, pelotazos, recortes sociales y brutal represión policial.

La prepotencia de estos secuaces del poder financiero supera todos los límites de la indecencia y actúan como solo ellos saben: pisando derechos, represaliando, amenazando, persiguiendo a toda persona que no sea de su cuerda política. Una trayectoria ancestral de explotación y caciquismo culminada por sus antecesores con cientos de miles de crímenes en el franquismo. Esta herencia siniestra la llevan bien guardada en sus genes y les hace gobernar de forma indigna, machacando a los sectores más desfavorecidos de la sociedad con todo tipo de restricciones, privatizaciones, subidas de impuestos, reformas laborales del medievo y otras acciones diseñadas para alienar, para crear pobreza, para fomentar el miedo, el terror a un gobierno que ya roza el fascismo en su estrategia política y económica.

El gabinete del mentiroso y engreído presidente Rajoy, culpable directo de que uno/a de cada cuatro ciudadanos/as del estado español esté en situación de desempleo, de que casi dos millones de familias no perciban prestaciones sociales de ninguno de sus miembros, de que cientos de miles de enfermos/as, ancianos/as y dependientes/as puedan morir por no tener acceso a la asistencia sanitaria. Un gobierno altamente reaccionario y fiel servidor arrodillado del imperialismo europeo-norteamericano, responsable de que la pobreza avance inundando cada rincón de este desgraciado país en manos de millonarios y defraudadores corruptos.

Esta peligrosa comparsa manda a sus pijos niños de papá a Cuba para criticar y tratar de desestabilizar a su gobierno revolucionario, personajes como un tal Carromero ¿o era Carroñero? de las Nuevas Generaciones del Partido Popular, que conducía el coche accidentado donde murió uno de los líderes de la gusanera contrarrevolucionaria radicada en Miami, una organización terrorista donde cohabitan los mismos mafiosos que como se acaba de descubrir estos días blanqueaban dinero del narcotráfico en Canarias.

Los caballeretes peperos como los definió un día el Comandante Fidel Castro, deberían tener vergüenza y respetar a la cuba soberana y rebelde, un país que no deja morir a sus personas mayores y enfermos/as, que no privatiza la sanidad, que la mantiene pública y gratuita, situada en la vanguardia de las mejores del planeta, exportando además, ante el rubor del imperio, a miles de médicos/as a desarrollar su profesión de forma solidaria en multitud de países empobrecidos. En Cuba te puedes arreglar la dentadura y tratarte todo tipo de enfermedades sin pagar un euro y ningún niño/a pasa hambre, mientras en el estado español más de dos millones de menores viven bajo el umbral de la pobreza.

¿A qué coño mandan a sus esbirros a Cuba sinvergüenzas? ¿A imponer su pseudodemocracia monárquica y neoliberal de pobreza y miseria? Dejen en paz a la revolución cubana y preocúpense de los acuciantes problemas de su propio pueblo patriotas de pacotilla, donde millones de trabajadores/as son víctimas de sus políticas rastreras basadas en el saqueo, en las privatizaciones de todo lo público y en las mamandurrias que bien conoce la cínica y prepotente presidenta madrileña.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Vistas: 11

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución