Homenaje a los miembros de la Red de Universidades en Solidaridad con los CINCO + mensajes de Arleen y José Luis

La Red no sería nada sin la labor de sus miembros. Quisiéramos brindarles el reconocimiento merecido a todos los miembros por medio de 5 representantes de los más de 5000 que componen hoy la Red. Estos 5 representantes son el reflejo de nuestros preceptos.

 La primera nos acompaña desde la lucha por el regreso del niño Elian y es muy conocida entre los solidarios en la lucha por la liberación de nuestros 5 hermanos. Todos los domingos en la noche llega hasta varios de ellos. Alma gemela de Tony y esperada cada semana en Jesup por Ramón y sus compañeros de prisión. Siempre ha estado unida a la Red utilizando las informaciones de esta así como dando las informaciones de ella en sus medios de comunicación. Arleen Rodríguez Derivet desde antes de la creación de la Red en febrero del 2007 era una constante luchadora por la liberación de los CINCO y cumplidora de los preceptos de la Red.

 Durante el evento Universidad 2006 conoció del trabajo que venía realizando el Comité de Solidaridad con los CINCO “La Casa de los CINCO” de la CUJAE en la socialización de las cartas de nuestros hermanos y nos pidió unirse a ese intercambio. Por tanto en febrero del 2007 fue uno de sus fundadores. Creó un Comité de Solidaridad en la Sede de Cultura Física de Sagua la Grande que dirigía pero no quedó ahí. Fue para Venezuela a cumplir misión de trabajo, donde permaneció dos años, y en la Universidad Deportiva del Sur también creó un Comité de Solidaridad con los CINCO que aun después de su regreso a Cuba sigue difundiendo las informaciones de la Red al igual que José Luís Santana Lugones en su terruño de Sagua la Grande cumpliendo igualmente con los preceptos de la Red.

 Conoció del trabajo que veníamos realizando durante la Convención de Ingeniería y Arquitectura que se celebró en la CUJAE a finales de noviembre del 2006 y pidió su incorporación al intercambio de cartas y comunicaciones. Por tanto al constituirse la Red en febrero del 2007 fue también de las fundadoras. Debido a su participación en la Red su empresa Geocuba, sin pertenecer a la misma, recibe todo el intercambio que tenemos en ella. Por tanto Sandra González García también cumple con los preceptos de la Red difundiendo el caso por su ámbito de trabajo.

 Este alemán cubanizado estudiaba una maestría en la CUJAE en el año 2006 y como activo miembro de la Brigada de Solidaridad con Cuba “Celia Sánchez Manduley”, de los estudiantes extranjeros, trabajó activamente en el Comité de Solidaridad de la CUJAE y por tanto fue fundador de la Red. Sus relaciones con el Comité de Solidaridad con Cuba de Alemania “Basta Ya”, su trabajo como representante en Cuba del Partido Comunista Alemán y su continuo accionar, han permitido los estrechos lazos que se han establecido con  nosotros desde Alemania. Tobías Kriele ha sido el artífice de muchas acciones conjuntas que han permitido estas relaciones solidarias cumpliendo con los preceptos de la Red.

 El último de los que queremos señalar no fue fundador de la Red. Se incorporó en mayo del 2008 siendo estudiante de secundaria básica, pero, a pesar de su corta edad, ya venía luchando por la liberación de nuestros hermanos desde que estaba en primaria. Hoy es un estudiante universitario y Jorge Jerez Belisario no ha dejado de ser un miembro emblemático de la Red y luchando con todas sus fuerzas por nuestros hermanos a pesar, y por encima, de sus limitaciones físicas.

 Por lo ya explicado, estos 5 compañeros son emblemáticos en nuestra Red y estamos seguros que todos los miembros se van a sentir muy bien representados por ellos. Esperamos que este modesto reconocimiento sirva para reconocer todo el trabajo de los más de 5000 Miembros de la Red.


Mensaje de Arleen

Queridos Julián (y Gilda aunque esté ausente): Si alguien merece reconocimiento y homenaje son ustedes. Recuerdo cuando nos conocimos en la batalla por el regreso de Elián. Nos presentó una colega norteamericana a propósito de un viaje que yo haría por Alemania. Julián, tú  habías construido, con paciencia y argumentos, una red de amigos a través del correo electrónico capaz de garantizar que unos a otros nos reconociéramos y apoyáramos donde nos encontráramos. Desde entonces, nos seguimos los pasos en una batalla que ustedes ennoblecen especialmente desde las profundidades de su red, con un activismo que con las dificultades y lentitud de la red de redes en Cuba, solo puede alcanzarse con un esfuerzo descomunal y prácticamente sin descanso.

Yo los he visto, oído, leído, seguido, en los últimos 12 años y sé de los sacrificios que siguen enfrentando como si se tratara de una diversión. En ese entusiasmo que desbordan las hermosas crónicas de Gilda -multipremiada por Juventud Rebelde- se reconoce el espíritu de la generación que, inspirada en la llamada histórica, se empeñó en estar a la altura de los héroes y lo ha estado, con una modestia y un altruismo que a mí siempre me han conmovido.

Ahora mismo tengo delante de los ojos de mi memoria, la imagen de Julián, saliendo del Comité Central, una tarde profusamente lluviosa, saltando sobre los charcos, casi lagos, que había formado el agua acumulada en Boyeros, para alcanzar una guagua que lo regresara a su lejano barrio de trabajadores frente a la CUJAE. Después de su trabajo y bajo la lluvia, había ido, como pudo, a una reunión para definir e integrar líneas de trabajo por la libertad de los Cinco. Allí habíamos estado más de tres horas y casi anochecía cuando terminó todo. Algunos nos fuimos en carro, otros en el transporte colectivo del Partido. Julián salió solo en busca de su guagua y no hizo ni una seña para pedir un adelanto. Yo iba en sentido contrario cuando vi su figura saltando por el retrovisor. No pude menos que dar la vuelta y adelantarlo hasta la parada a la que difícilmente habría llegado sin inundarse. Y lo asumía como lo más natural del mundo. Nadie le paga por eso. Y más que elogios, su perseverante búsqueda de caminos y estrategias para abrirle paso a la verdad de Cuba en el mundo, le han buscado, a él y a Gilda, más de un regaño, cariñoso es cierto, pero regaño al fin.

Hoy, que ustedes se permiten homenajear a quienes nos servimos de su trabajo -yo vivo capturando mensajes de la red de los que no me enteraría sin ella-, permítanme devolverles el reconocimiento con el más encendido ruego de que sigan siendo los eternos jóvenes rebeldes que subieron tantas veces el Turquino, que alfabetizaron, que combatieron en Angola y que se amaron y se aman con un amor que ha sobrevivido a todas las carencias y los obstáculos, venciendo como los Cinco, "porque el amor todo lo puede".

Por ellos, que nos unen en la hermosa red que ustedes han construido por su causa que es la causa de Cuba, acepto con orgullo y alegría ser una de las Cinco personas de la Red que quieren mencionar este día. Pero permítanme hacerlo en nombre de ustedes dos, inspiración y ejemplo, siempre, un abrazo, Arleen

Mensaje de José Luis

Querido hermano Julián: acabo de leer lo que me enviaste y quiero que sepas que me ha emocionado sobremanera el que me hayan considerado como alguien a mencionar entre los más de 5000 miembros de la Red y que encabeza una persona tan admirada por mi, como es la periodista Arleen Rodríguez Derivet.
Quiero que sepan que no los acompaño en estos momentos por problemas de salud, que me limitan hacer un viaje a La Habana, a la par de las tensiones de las actividades y el regreso a mi terruño; pero sepan que seguiré el encuentro con el mayor interés del mundo y los continuaré admirando por la labor que hacen en favor de que se rompa el cerco mediático, como bien decía Adriana hace pocos días, en un video que conservo en mi computadora, para que el mundo conozca y sobre todo la opinión pública norteamericana la verdad sobre la gran injusticia de la que son objetos nuestro Cinco Héroes.
Me uní a la red, al conocer de primera mano y por intermedio tuyo lo que debíamos de hacer en favor de la liberación de nuestros hermanos, en el ya lejano congreso de "Universidad 2006". Siempre me animó el hecho de que cuanto más personas conocieran de estos hechos y se aprestaran a divulgarlos, más rápidamente íbamos a tener con nosotros de vuelta a nuestros hermanos René, Antonio, Fernando, Gerardo y Ramón. Comenzamos a trabajar a favor de los Cinco en la pequeña Sede Universitaria de Cultura Física de Sagua la Grande y más tarde en la República Bolivariana de Venezuela, al aprovechar la cantidad de estudiantes extranjeros que teníamos y que se unieron masivamente al Comité de la Universidad Deportiva del Sur, que aún existe, para que lo dieran a conocer en sus países de origen. Ahora, a mi regreso, transcurrido un año, ya estoy disfrutando de jubilación; pero mantendré siempre mi dirección electrónica a disposición de la Red y continuaré divulgando los materiales que me envíen hasta la liberación final de nuestros hermanos.
Siento mucho que me pierdo el conocer de cerca a los familiares de nuestros Cinco Héroes, algo que siempre he anhelado, porque sé que estarán allí junto a ustedes.
Les deseo éxitos en su labor y estén seguros que podremos repetir, remedando al presidente Allende, que "...más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas por las que desfilarán nuestros hermanos libres rumbo a la Patria..."
¡Éxitos!
¡Volverán!
Dr.C. José Luis Santana Lugones.
Sagua la Grande, Villa Clara

Vistas: 24

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución