Hablando de Bolívar, La Revolución y el imperialismo

José Rosario Araujo

Unos vientos de cambio hace una década surcan la América india con los idearios de Bolívar de la unión latinoamericana. El Che, Miranda, Fidel, Sandino, Rodríguez, Zamora, Mao, Hegel, Martí y Marx se levantan de sus tumbas para enriquecer estos vientos que al imperialismo yanqui y sus cipayos tanto les cuesta contener.

La intención de unidad de nuestros pueblos se encuentra plasmada desde nuestros inicios y jamás podremos liberarnos del imperialismo sino construimos la unidad latinoamericano que tanto soñaron Bolívar y Miranda.

La unidad continental no puede estar separada de la Revolución Socialista claramente inspirado por el pensamiento bolivariano.

Desligar al bolivarianismo del socialismo es un fatal error ya que ahora tenemos un desafío que es la construcción de la Patria Grande que Bolívar soñó, con una democracia real, fuerte, que se fortalezca bajo el imperio de la felicidad, la paz y la justicia y no con una democracia para pocos.

Construyámosla con amor y el respeto por la Patria, construyéndola popular y socialista, que sea moral, en donde exista la humanidad, la paz, la igualdad y la libertad.

Formemos la democracia bolivariana y socialista, aparte de los conceptos elaborados en los marcos de la ideología burguesa.

El Libertador refirió en sus cartas: “En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina la balanza”.

Los principios morales van a constituir el pilar fundamental de la doctrina bolivariana. Bolívar opinaba que la Moral no podía quedarse enclaustrada en los discursos políticos, debía concretarse en la acción política.

En sus palabras “Moral y luces son el polo de una república, moral y luces son nuestras primeras necesidades……” describe perfectamente lo que opinaba sobre la educación y la moral.

La educación sirve de fundamento a la moralidad bolivariana. El prócer latinoamericano José Martí destacaba como la tarea más importante del gobierno es la educación de sus hijos. Es necesario ser cultos para ser libres.

La integración latinoamericana y seria el punto de partida para que las provincias indoamericanas pudieran crecer y desarrollarse sin fenecer por la expansión de las grandes potencias.

Ya Bolívar en el siglo XIX vislumbraba en el horizonte el peligro que se avecinaba desde el norte. Simón en una de sus cartas escribía: “Que hermanos son los del norte que hasta España reconocía nuestra independencia y ellos se niegan a hacerlo”.

“Los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados a plagar América de miseria en nombre de la libertad” fue otra frase escrita por El Libertador. Para el momento que se dio el Congreso de Panamá el 22 de Junio de 1826 el caraqueño estaba convencido que los norteamericanos serian sus mayores opositores.

Razón tendría el venezolano en sus profecías en contra de Norteamérica ya que cientas serían las agresiones contra nuestra América. Las agresiones contra Cuba desde principio del siglo pasado, contra Centroamérica, en la Nicaragua de Sandino, en la división y ocupación de Panamá, en el asesinato de lideres latinoamericanos, el terrorismo de Estado y las múltiples invasiones como la de Grenada, Panamá. En Cuba en Bahía de Cochinos, el golpe de estado y posterior asesinato de Allende, en los atentados contra Fidel Castro, el 11 de abril del 2002.

Pero nuestra América despertó, la América de Bolívar, de Guaicaipuro, de Sucre, de Tupac Amaru, de Sandino, Villa, Zapata, de Martí, de Allende, del Che, ya no será un más patio trasero de ningún imperio.

elcaminante49@hotmail.com

Vistas: 154

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución