El 7 de mayo de 1919 una argentina nacía para cambiar la historia de su patria. Ella no lo supo hasta que el amor la unió a un militar con el que inventaron una pasión que contagió a millones.

Hubo odio, mucho. El odio de entonces es igual al odio de ahora. La envidia, la codicia, la soberbia, se opusieron se oponen a la pasión popular, a la felicidad de todos.

El aluvión zoológico se enamoró e inundó las calles del país con amor de 5 letras resonando las calles, las fábricas.

A veces, la costumbre hace que no valoremos las cosas como se debe. Hoy está calentita la discusión sobre el rol del Estado. Hay resistencias y enojos por la nueva realidad que les pisa los talones a los dinosaurios. Ya se hará rutina, será aceptado y se perderá en la cotidianidad. Cuando
las mujeres no podían votar y los hombres eran los únicos que decidían la política, había una mujer que peleaba por los derechos de los más débiles.

Evita puso el corazón y Perón la cabeza. Un tandem indestructible que se enfrentó con la oligarquía y los cipayos de siempre. Durante 67 años quisieron destruír su ejemplo de lucha y construcción. No lo lograron.


...
Soy peronista, entonces, por conciencia nacional, por procedencia popular, por convicción personal y por apasionada solidaridad y gratitud a mi pueblo, vivificado y actuante otra vez por el renacimiento de sus valores espirituales y la capacidad realizadora de su jefe: el general Perón. Mi dignidad de argentina y mi conciencia de ciudadana se sublevó ante una patria vendida, vilipendiada, mendicante ante los mercaderes del templo de las soberanías y entregada año tras año, gobierno tras gobierno, a los apetitos foráneos del capitalismo sin patria y sin bandera.


Mi solidaridad con el pueblo, cuya callada epopeya he sentido en mi carne y he sufrido en mi sensibilidad, reafirma mi peronismo. Porque he vivido los problemas del movimiento, su difícil gestación, su desenvolvimiento y la victoria final de la Revolución y porque he pulsado el amor apasionado que el general Perón alienta por su pueblo y por sus vanguardias descamisadas, es que me he convertido en humilde de esta causa del pueblo, un soldado con una fe inquebrantable en el éxito y con un deseo irrefrenable de quemar mi vida para alumbrar el camino de la liberación popular...

 

 

Feliz cumpleaños hermana madre abuela hija actriz puta compañera montonera mística santa fanática cancerosa amada odiada guerrillera admirada patriota repudiada héroe... hasta la victoria, siempre.

 

Lea también...

 

EVA PERON EN LA HOGUERA (RECARGADA)

 

 

 

Vistas: 41

Etiquetas: aniversario, argentina, evita, historia, memoria, mujeres

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución