Dice el amo, que la patria es un fusil y una bandera. Y yo le digo, esa casa no es mi Casa

R a í c e s

Dice el amo, que la patria es un fusil y una bandera.

Y yo le digo, esa casa no es mi Casa. Sentí como cuando la luna se esconde, no me llegó la receptividad, sus ojos rehuían el sol joven y fuerte de los míos, ese fruto que lleva la vida hacia la libertad. Grité y batí palmas. Y más allá de la sombra de la muerte que se proponía acorralarme, el viento supo escuchar. Florecieron los lamentos al aire a forma de pétalos rojos, y desde los cuatro puntos cardinales subieron a la cima arremolinados sus mensajes. Lloró y berreó conmigo, la pena amarga de la ilusión perdida. Me agarré a la cola de los alisios que supieron escuchar. Y oteé el horizonte, volé más y más pa´ya, reímos ilusionados festejando la unión que se va forjando porque ya se acaba la paciencia. Sentí la luz más clara. Los vientos a favor deslizaron una pancarta sobre las ramas de los pinos altos:

'Tus sueños son nuestros sueños'

Siglos de llorar.

Tierra y “patria” frente a frente, presente y futuro contra el poder infernal. Y el pájaro blanco echó a volar, encañonado por la muerte que se transforma en fuente formando ríos por el mundo. Cuántos siglos de dolor para seguir llorando! Y la que llamamos madre puso su dulzura en la canción. Duerme, duerme negrito, que tu mama está en el campo. . .

Zas! Oí otro golpe en el pecho, se me parte el corazón. Y, el ultimátum del amo, persiste en eso, que la patria es un fusil y una bandera.

  • Aún tengo la vida!, grito.

Altiva, volví a insistir:

  • ¡¡Esa casa no es mi Casa!!

Tiene espesas paredes coloniales, el cielo gris, las campanas mudas, siglos que se viene abajo, demasiado enemigo dentro. Persiste mi constancia en desacato contra el cerco de los sicarios del amo. Para la libertad mis ojos y mis manos. Los abro para que asomen y desarrollen las semillas, y yo muriendo! Clavan en ellas un puñal los acólitos del imperio vestido de hermano.

La ciudadanía va y viene por las cuadras del amo en ruinas.

Hacen el amor, bailan, se comunican, algunos trabajan, todos comen, aunque no siempre. Digamos que es como ellos viven, que es una forma de vivir, no la comparto. Más días que noches silban balas. De todo calibre y corrupción humana a forma de proyectil, ¿o es tal vez el viento el que silba a través del techo desfondado del capitalismo en descomposición?

Y una vez más grito, pobre del cantor que no se alce ni halle el modo!

  • ¡Que si malvado es usía
    Mas malo es quien le bendijo
    Dándole casa y cobijo
    Dentro de su sacristía!

¿Se han dado cuenta por qué esa “patria” no es mi Patria, por qué su casa no es mi Casa? Son demasiados los vivos que duermen como muertos. Tengo distinto paladar para comer en la misma mesa del imperio y sus acólitos. Descubro el “carnaval” de sus actos por el calor de los abrazos de quienes me acompañan. El hambre no da guarida. Por eso que yo les digo y no sólo al amo, que esa casa no es mi Casa. Los de la “misma mesa” querían engañarme con lo del cuento de la última cena, cuánto pendejo metido dentro!

Río engañoso, río que no es río.

Hay ciudadanos que imitan costumbres de incultura, pero sólo imitan las del amo!, el gran amo, las que ha dictado durante un tantantan de décadas mientras secuestraba los ríos por él provocados, desangrados, es que iba escondiendo la historia. Me lo dice mi piel y mis labios, son los genes que arrastro de forma voluntaria, es un gusto reconocerse una misma. Repiten sus gestos, sus silencios no liberan fatigas cuando cantan.

Y mientras ahí, el llanto rompe alas.

Suena a lata la “creación artística” de liberales y demócratas; hueca la interpretación, y la canción en sí son extensiones de las habitaciones de palacio y de la casa de la moneda USA (FMI). Donde remuneran sus halagos, donde el contenido se pierde en cosechas sometidas. Pongamos que hablo de los imperios que siguen persistiendo desde su tumba. Es por eso que la primavera añorada por sentida tiene desquebrajada una de las esquinas del lado izquierdo.

Durruti:

"Siempre hemos vivido en la miseria, pero no olvide que los obreros, son los únicos productores de riqueza. somos nosotros los obreros, los que hacemos marchar las maquinas en las industrias, los que extraemos el carbón y los minerales de las minas, los que construimos las ciudades. . .¿Por qué no vamos, pues, a construir y en mejores condiciones para reemplazar lo destruido? Las ruinas no nos dan miedo sabemos que no vamos a heredar mas que ruinas, porque la burguesía trata de arruinar al mundo en la ultima fase de su historia. Pero te repito que no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Y ese mundo esta creciendo en este instante "

Todito es ruina en esa casa.

“Los oscuros”, bien pagados, tienen una forma muy particular de hacer política, se empeñan en imponernos que es parte del pueblo. Pero esa casa no es del pueblo por eso apelo a mi conciencia. Ni pintada de rojo podría ser mi Casa. Ni aunque flamearan en ella banderas más rojas que mi propia sangre ¡¡Maldito baile de muertos!!

  • ¡Repartida la inmundicia

    entre reyes de retrete
    ratas de toga y bonete
    y ladrones con franquicia!

Está en ruina el abrazo del compañero, el del camarada tiempo que se perdió, y la pólvora de su música no rezuma futuro. . . Pero se que el destino de la mañana está en manos de mis hermanos, que son también las mías. Peligra su claridad por eso que no dudo, ahí firme, despido el año cantando a la vida. El nuevo amanecer no se encuentra en la casa del amo ni en la de sus mercenarios ni comemierdas:

["La escopeta policial es imprescindible" (CCOO)]

Son nada sus lágrimas la más de las veces.

No añoran los viejos olivos de nuestros héroes, ni al naranjo del futuro, ni a la planta aromática de limas y toronjas del presente, ni a los robles y encinas que alimentan nuestro temple, ni a la fértil parra que me ayuda a confesar uniones eternas, amando de otro modo es que irradia el olor a la guayaba, que es una buena forma de amar compartiendo. Una elegía.

Lo que yo pienso de esta gente.

Es que sus sueños no son los míos, son como en serie, donde las más de las veces se fijan en películas donde “el malo” pertenece a la casa de mis padres, que es la Patria que yo respeto como histórica. Ahí es que está Patria regada por la historia que nos precede. Estación donde me reúno en el planeta con mi gente; sigo intentado dar palos de vidente, me empeño en mi desacato. NO SON MIS COMPAÑEROS. . . Ellos, los que defiende la hacienda del amo, por el contrario les digo, grito fuerte:

¡¡Esa casa no es mi Casaaaaa!!

No, no son mis compañeros los que gritan “compañeros” a los que aplican la tortura sobre los cuerpos a porrazo limpio y seco, a ocupas socialmente marginados, desahuciando de sus casas hijos y padres, desempleando a la población con leyes y recortes de estado criminal, y, obligando al paro forzoso induciendo a la sociedad al suicidio, humillándolos, calumniando a sus héroes como malos los diezman ante la historia, y si luchas eres terrorista, ja!, quién lo dice, quién es, el que se atreve a decirme que debo arrepentirme de lo que digo, sobre los que sólo obedecen órdenes del amo de la muerte?.

El silencio de la casa que no es mi patria.

Es muerte carente de vida, en ella no se encuentran las rosas rojas de la resistencia que florecieron como desafío al crimen y aliento para seguir luchando. Entorno a ella no crecen árboles, la forma propia de caminar que cada cultura marcaba, su forma de reír y bailar que ayudaba a apuntalar la mañana, fue engullido por la avaricia voraz del mordisco del encubrimiento que sigue arropando a la quinta columna, que contiene en sí el silencio de la rabia de la complicidad, y desnuda de hambre a los desprotegidos, y a los ricos la inmundicia entre ratas de toga y bonete
y ladrones con franquicia. NO ERES MI AMIGO. . .

NO COPIES! ! !

No te hagas el-la “progre”, los personajes son siniestros todos, alientan a la pluma de escribir a favor de la sumisión en honor al tirano, es vocera de todo lo que oprime a mi gente, ni disfrazándote de sudadera deportiva y capucha, sigue en ti siendo traje de matón. Ojito con lo que afirmas, no culpes, cobarde!, de la muerte de los héroes víctimas del crimen organizado a los propios héroes del pueblo. No pretendas traspasar mi cultura, para alimentar tu incultura y la ruina humana del amo viva cada vez mejor! El silencio que contiene la rabia son las ventanas.

Sé que esa casa que tu defiendes no es mi Casa.

Muestra paisajes destruidos que impiden la denuncia del criminal que decide que destruir es vida. Los suicidios por desahucio, por abuso de poder, son crímenes de Estado como en otras épocas fueron por desterrar del poder al pueblo. Carne y ceniza se confunden en las caras y en las bocas las palabras se revuelven con miedo.

ESA CASA ES LA DEL IMPERIO

Es la casa del capitalismo internacional pretendiendo enterrarnos a todos vivos, sus discípulos volvieron asesinar 29 niños y a su profesor en su propia escuelita de Bteiha, donde viven 25.000 refugiados ocupados por Israel desde el 1967.

No pretendas recrearte en nuestra calle internacional.

Disfrutar de nuestros campos y sano ambiente, el perfume de mis pétalos no pierden color ni aroma, cuando digo que “esa casa” que tu defiendes, hay que bombardearla con cañón de futuro. Ya tu vas a ver como el resplandor del asalto al Moncada y la Revolución de Octubre entran de nuevo generoso por los marcos de mi ventana a cuadritos.

La música militar es la cultura sobre la que se inspira el capitalismo.

Sus marchas son fúnebres. Las disfracen de pasodoble, salsa, o merengue, nunca será canción nueva, nunca!. Por eso es que digo que Franco no ha muerto sino como materia, ni Pinochet, ni Hitler, ni Mussolini, Videla, Somoza, Petain, ni muchos de sus esbirros actuales.

Eso es lo que yo pienso.

Sus uniformes me crecen el desprecio, soy mariposa que vive entre flores, antítesis de lo militar, nada para la vida. Mas bien, una medida estricta, por donde filtran sus intereses.

Lenin:

“El pacifismo y la prédica abstracta de la paz, son una forma de embaucar a la clase obrera y que no se rebele contra su opresor”

Los ejércitos representan la muerte.

La vida no los necesita ni para caminar en días tormentosos ni en plagas de pulgas; para limpiar tenemos las lluvias y para vitalizar al felino sol. Son la aberrante antiestética humana, sus botas degüellan el porvenir de las estrellas. Yo me muero como viví, no lo dudo, en eso soy persistente.

Los ejércitos en abstracto, ni con la palabra “pueblo” me motivan.

Milician@ es otra cosa, y eso lo sabe muy bien el pueblo insumiso.

CDR otra cosa, Soviets otra cosa, El Maqui otra cosa, guerriller@ es palabra bonita. Me niego a autoengañarme, es de poco fundamento el hacerse trampas a uno mismo, decadencia, demencia. . . Ya yo se que hay mil rutas que se apartan del fin elegido. Pero que una llega a él eso es seguro, me lo dijo al yo nacer la que llamamos madre.

Ella sí que es Patria, cordón umbilical, base y esperanza.

Comunicar por él nos deja serenitos a la salida del túnel, permite descubrir el verdadero bosque, donde nunca sus árboles te impidan ubicarte y poder decir:

Míralos, ahí están esas cenizas humanas!

La primera vez que yo salía a mirar el mundo, salí agarrada de una mano que me guiaba mostrándome las calles y su gente fuera de la madriguera donde todavía encubaba, los vi cuando ella me dijo:

Míralos, mi hijita, ahí están!

Entonces es que recordé las conversaciones mantenidas sobre el cordón de las autenticas alianzas y enredos como elixir de amor, en plena placenta, llamado umbilical, y me dije -uf, aquí no se amanece! Mira como defienden la prepotencia de su hacienda, esa sucia esencia de la “la democracia” que los multiplicó por encima de la Libertad. Pero míralos, no cierres los ojos cuando te mutilan sus golpes! Esos despojos de la historia sangrienta que nadie se ha atrevido a juzgar, mira esa sangre maligna, como avanzan bajo el podio de los halagos de sus propios espejos. A estos reflejos del eco los llaman los bien 'pagaos', en sus arterias siguen con vida los dictadores que gritaron, viva la muerte!

Y, el imperio no cesa de aniquilar culturas. . .

[mientras científicos cubanos siguen ahí como pueden investigando el 'árbol milagroso' que pueda combatir el hambre y las enfermedades que padecen millones de seres humanos en el mundo]

Te das cuenta con que odio torturan, ¿te das cuenta de ello?, se ensañan a muerte contra cualquier persona, edad, indefenso. . . Odio, corrupción y mentira, lo ofrecen por alimento.

Con corrupción enriquecen y por ella se alían.

Amotinan, ciñen sobre países sus instituciones herederas del lado de los amos de las guerras, hipoteca sangrante de los nadie. Van aboliendo uno por uno todos los derechos sociales, su venganza continúa. El capitalismo se codea por el mundo para seguir golpeando nuestra dignidad, conciencia que alimenta nuestra resistencia. Como si la sangre de los que murieron peleando hubiese caído en vano.

Por la vida, por los sueños, insisto, lucha!.

En el fondo no vencieron ni aquí ni allá. Les faltaron guásimas, son las potencias extranjeras las que ganan imponiendo guerras de exterminio, y eso es otra cosa. No odies nunca en vano mi hijita me dijo Patria al yo nacer, ama la vida, la naturaleza es inteligente.

Patria es la más que me amó al yo nacer.

Patria es tierra que mamé, la única que me permitió correr, reír, y soñar; me educó y ayudó a descubrir, me señalo la casa del amo, y dijo: ¡¡Esa no es tu patria!!

Ni el fusil en sus manos es el tuyo, ni su bandera. Y, que sus operaciones de base son el destino de decenas y centenas de países condenados a la ruina, y que sus bancos son graneros para cosechar muertes prematuras *Ahora quieren conseguir que la unión europea capitalista estrangule de una vez por todas, “la dictadura cubana”, y que un organismo internacional e independiente la investigue (?) para satisfacer sus instintos de dominio ideológicos representados por la disidencia en territorio de Esperanza Aguirre y Rosa Díez:

"En Cuba no hay oposición, la oposición es para las democracias."

¡¡Maldito baile de muertos!!

¿Cuántos aplauden vuestro paso de la muerte, mientras son engullidos en el remolino insaciable de ella, glándula de competición del deshonor. Los desechos de sus orígenes ideológicos imperialistas siguen emponzoñando las aguas. Es el enigma del juego de su codicia el mostrar al mundo quién de ellos, es el más asesino. Las raíces de sus botas y salones, hace la tierra estéril y las fumatas de sus falsas promesas dejan irrespirable la atmósfera.

NO SEAS INDIFERENTE.

No pases sin mirar ante sus escenas por el mundo, acuérdate de todos los hermanos estrangulados por sus armas incluida sus urnas. NO VUELVAS LA CABEZA. . .

Y dadme de las tumbas el espanto,

Que es poco ya para llorar el llanto

Cuando en infame esclavitud se vive

No mires hacia otro lado es inútil, ahí están, te hundirás sin salvación en la indiferencia.

SI NO MIRAS TENDRÁS QUE PISARLOS

Entonces será tarde el miedo es alarmático, su mecanismo de seguridad hará sonar los resortes. Mientras huyes envuelto en el pánico de la inseguridad al refugio del olvido, donde no podrás ya compartir esa mesa en familia, tu, que te has negado porque te costaba menos creerlos que luchar contra ellos. El sistema es de una ruindad sin límite, dice que tiene la manta de la libertad, ja!!

¿De qué manta hablan a los hijos del sol?

Sólo para convencerte de que mata para que otros vivan , para conseguirte más y mejores pautas y derechos. Miente!, y eso lo sabemos todos los no gustosos del sistema, sobre tantas cosas mienten! Míralos, míralos bien!, no te refugies en la humedad de tus ojos, no te pierdas en los fantasmas que produce el vértigo del abismo ni desvanezcas entre las gélidas sombras de sus cuerpos. Están ahí, son números, sólo reciben órdenes. No olvides tu talento, nos quedan flores y pinos altos por donde airear nuestros sueños, gente que no babea ante las convulsiones de quién sigue sembrando el planeta de hambre y muerte. Monstrum horrendum!

PD.

(suenan las doce campanadas)

Urte berri on!!!

Dicen que ya es año nuevo, yo sólo digo, recuerda. . .

Sólo en nosotros, está que sean el último reducto, apúrate en el impulso tras él, brotará una forma de vida, símbolo de futuro. La muerte en ella sólo nos llamará cuando nos tenga que llamar.

Fue un 3 de abril de 1991

Que oí decir a Fidel en Plaza revolución, tras unas jornadas de la juventud, que a los pueblos revolucionarios nada tiene que ofrecerles el capitalismo y nada tiene que ofrecerles el imperialismo. . . Ya ustedes ven lo que están pasando aquellos países que en un tiempo se decían socialistas: millones de desempleados, desigualdad, injusticia. Les ofrecieron maravillas, creían que al otro día iban a vivir mejor que los burgueses en París, y lo que han conocido es la otra cara de la moneda.

El capitalismo y el imperialismo no tienen nada que ofrecer a los pueblos, sino la humillación, la desigualdad, la explotación, la ley de la selva. . .

¡Y no queremos desigualdad, no queremos explotación, no queremos ley de la selva, queremos al hombre como hermano del hombre y no como el lobo del hombre! Es por eso que nuestro espíritu de lucha, nuestro espíritu de sacrificio, nuestro heroísmo tiene que ser integral. Por eso ese principio de:

"La patria soy yo, la Revolución soy yo, la dignidad del país soy yo, el honor del país soy yo"

Hay que aplicarlo en todos los aspectos, incluido el económico, porque tenemos una responsabilidad muy grande sobre nuestros hombros, tenemos una página de la historia muy importante que escribir, y esa página solo se puede escribir con la voluntad de luchar y con la voluntad de vencer:

¡Los tiempos difíciles pasarán! ¡Las verdades se abrirán paso! ¡Los pueblos lucharán! ¡Los miles de millones de seres humanos que viven cada vez peor, tomarán cada vez más conciencia y lucharán cada vez más! Hoy en los pueblos están nuestros aliados fundamentales.

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

Vistas: 18

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución