Poema de Teresita Capote Camacho,
embajadora de Cuba en Bulgaria, conmotivo del traslado a
Cuba de los restos del Ché

 

Aquí estamos contigo,

soldado de la aurora,

honrando tu memoria

desde la isla ardiente

que te amo como a un hijo

que amaste como propia

 

 ¿No es necesario acaso

estar lleno de amor

para arriesgar la vida

en una playa ajena

defendiendo una idea?

 

Esa misma que luego

no dejo que murieras

porque esa bala artera

que te mató en Higueras

te llevo por el mundo

convertido en bandera!!!!!!!

 

¿No es necesario acaso

estar lleno de amor

para dejarlo todo

sin pedir nada a cambio?

 

¡Cuánta fuerza moral

cuánto valor sin nombre

para poder gritarle

al sucio mercenario:

 

¡Disparen y no tiemblen

que van a matar a un hombre!

 

 Se equivocan aquellos

que quieren reducirte

a una simple leyenda

a una suerte de mito,

a una idea en abstracto.

 

Tu mensaje es ahora

más vigente que nunca

más fuerte y necesario

más fiel y solidario

más urgente que antaño.

 

 Con el asma vencida,

tu boina y tu hidalguía

en esa Santa Clara

donde duermen tus restos

 

En la isla valiente

que no olvida a sus muertos,

seguirás siendo pauta,

seguirás siendo guía

para impedir que pueda

la libertad, un día,

-esa piedra preciosa

que te costó la vida-

volverse mercancía.

 

Desde donde nos mires

bendícenos a todos

tus hermanos mortales

combatientes eternos

que nunca olvidaremos

tu fértil pensamiento

que fieles a tu ejemplo

y armados de confianza

no podrán convertirnos

en anónimos mártires

de la desesperanza.

 

Tu presencia, Guevara,

será por siempre eterna,

y como primavera

que siempre se renueva,

seguirá refulgiendo

con destellos impares

la estrella que te hiciera

Comandante del pueblo,

apóstol combatiente,

forjador de victorias

que los pobres presienten

como lava encendida

en el subsuelo ardiente.

 

Tu mortal osamenta

que recibió caliente,

cubana sepultura,

descansa ya sin miedo

a que tu idea muera

porque tú eres de aquellos

que no se mueren nunca

 

Porque tú, Ché Guevara,

renaces cada día

porque tú eres la vida!!!

 

 

 Obra plástica Espiritu de luz

OBRA DE Yudit Vidal Faife.

Vistas: 16

Etiquetas: Che, aniversario, asesinato, homenaje, octubre, pintura, poemas

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución