El rescate bancario y los recortes no evitan que España se sitúe al borde de la quiebra y del rescate integral

EL ESTADO ESPAÑOL AL BORDE DEL COLAPSO

El rescate bancario y los recortes no evitan que España se sitúe al borde de la quiebra y del rescate integral

La oficialización por parte de la Comunidad Valenciana de que debe ser rescatada desató la prima de riesgo, que alcanzó los 612,5 puntos, y el rendimiento del bono español hasta un insostenible 7,283%. De nada sirvieron ni el memorando aprobado por el Eurogrupo para salvar a la banca española ni los recortes del PP. La intervención integral parece inevitable

Iker BIZKARGUENAGA | GASTEIZ

La economía española vivió ayer otra jornada fatídica, la enésima que encadena en los últimos meses y, seguramente, la peor desde que la crisis de la deuda la situara al borde de la intervención. En este tiempo han sido muchas las veces que se ha asomado al precipicio, pero ayer hubo un momento en que todas las apuestas iban en su contra. De hecho, la situación a media tarde apuntaba a quiebra total y rescate inminente.

Los acontecimientos se precipitaron nada más conocerse que la Comunidad Valenciana había solicitado ayuda para poder hacer frente a los vencimientos de deuda del presente ejercicio y pagar a los proveedores, convirtiéndose así en la primera comunidad autonóma en solicitar el rescate. El anuncio hizo que la prima de riesgo se disparara de forma automática, superando de largo los 600 puntos básicos, mientras la Bolsa, que acabó cayendo un 5,82%, se desplomaba.

Poco después de las cinco de la tarde, la prima -diferencial con el bono alemán a diez años- alcanzaba el techo histórico de los 612,5 puntos, y el rendimiento del bono español se elevaba hasta un 7,283 % insostenible. Para ilustrar la gravedad de la situación basta señalar que a esa misma hora la prima de riesgo de Irlanda, país «rescatado», apenas superaba los 500 puntos, cien menos que la española.

Ni el rescate del sistema financiero, con un montante total disponible de cien mil millones de euros, ni el durísimo plan de ajuste del Gobierno del PP, que ha elevado al máximo la tensión social, han servido para frenar el acoso de los mercados a la economía española. Al contrario, la desconfianza se ha instalado en ella y parece cuestión de tiempo que el rescate bancario pase a ser general.

Empeoran las previsiones

Tampoco ayudó a relajar la presión la comparecencia de Cristóbal Montoro, quien presentó un cuadro macroeconómico que confirma los peores pronósticos de los organismos internacionales. En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda explicó que la economía española seguirá en recesión el próximo año, con un descenso del PIB real del 0,5%, frente a las previsiones anteriores, que auguraban un crecimiento del 0,2%.

Montoro señaló que la salida de la recesión se producirá en 2014 y 2015, con sendos incrementos del PIB del 1% y el 1,3%, respectivamente, aunque teniendo en cuenta el vuelco que se ha producido en sus previsiones en apenas tres meses, incluso un anuncio tan poco optimista como este ha de tomarse con gran cautela.

Además, los malos datos no quedaron ahí, ya que el nuevo cuadro macroeconómico del Ejecutivo español empeora la previsión de paro realizada en abril, pasando de una tasa del 24,3% a otra del 24,6%.

El titular de Hacienda intervino ante los medios para informar del techo de gasto fijado por el Ejecutivo para 2013, que será de 126.792 millones de euros, lo que supone una elevación del 9,2% respecto al del año anterior. Un incremento que se produce a pesar de que los ministerios verán mermado su presupuesto en un 12,2%. Esto sucede debido a la carga de los intereses de la deuda pública y a  la aportación de 6.683 millones de euros a la Seguridad Social.

Según señaló Montoro, el «esfuerzo de austeridad» realizado ha llevado a que el rango total del gasto del Estado sea ya «el equivalente a un poco más del de una comunidad autónoma de tamaño medio».

El Eurogrupo aprueba el rescate

Esta nueva jornada negra coincidió con la aprobación por parte del Eurogrupo del rescate de la banca española, seis semanas después de que fuera solicitada formalmente, así como un memorándum en el que se recogen las condiciones exigidas a cambio de los 100.000 millones de euros para el sector financiero, y una batería de medidas de ajuste y de reformas.

Según lo aprobado, el primer tramo del préstamo, de 30.000 millones de euros, estará disponible a finales de este mismo mes, y podría usarse «en caso de necesidades financieras urgentes e inexperadas». En total, el rescate se desembolsará en cuatro tramos a lo largo de 18 meses y dedicará 25.000 millones de euros para financiar el «banco malo» en el que las entidades que reciban ayuda deberán segregar sus activos inmobiliarios tóxicos. En cualquier caso, el préstamo podría cancelarse en cualquier momento si el Estado español no cumple las condiciones que le han impuesto. Condiciones, no solo respecto a las entidades financieras. Entre las exigencias que recoge el memorándum se encuentra también la subida del IVA, la supresión de la deducción por vivienda o la aplicación de la reforma laboral. Y el Eurogrupo advierte: «los progresos en estas áreas se revisarán de cerca y de forma regular en paralelo con las condiciones del sector financiero».

Asimismo, se recuerda que el préstamo, que será financiado inicialmente por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, se canalizará a través del FROB, que será el garante del rescate, lo que significa que durante el periodo inicial el rescate bancario computará como deuda pública. «El Gobierno español será plenamente responsable de la asistencia financiera», concluye el memorando del Eurogrupo, que se reserva la opción de imponer a Madrid nuevas condiciones en materia de política económica.

612,5

puntos básicos alcanzó ayer la prima de riesgo de la deuda española, un máximo histórico desde la creación del euro. Terminó la jornada en 609,9 mientras que la rentabilidad del bono a diez años  acabó en el 7,26 %.

la mayor caída

El Ibex 35 se hundió un 5,82% y protagonizó la mayor caída desde mayo de 2010, cuando José Luis Rodríguez Zapatero anunció su primer plan de recortes. Dos años después, y tras un ajuste de más de 60.000 millones, ayer volvió a pegarse un batacazo.

bankia

Bankia cumplió su primer aniversario en Bolsa con un desplome del 10,43%. Cuando la entidad saltó al parqué el 20 de julio de 2011 cada acción valía 3,75 euros. Ahora, el precio se ha desplomado hasta los 0,618 euros, una depreciación del 83,5%.

La petición de rescate le supone a Valencia la cesión del control financiero y fiscal

La noticia que desencadenó el brutal ataque de los mercados a la economía española fue la petición de rescate por parte de la Comunidad Valenciana, una semana después de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera aprobara la constitución del fondo de liquidez autonómico. La adhesión al mismo, que está sujeta a la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda, supone la aceptación del «control financiero y fiscal por parte del Gobierno central», según explicó el vicepresidente del Ejecutivo valenciano, José Ciscar, en declaraciones recogidas por Efe.

Los vencimientos de deuda que corresponden a esa comunidad autónoma alcanzan los 3.400 millones de euros, lo que supone un 22,69% del total registrado por el conjunto de las comunidades del Estado, que suman algo más de 15.000 millones.

Los problemas financieros de la Generalitat Valenciana, que se han mostrado ahora en toda su intensidad, empezaron a hacerse visibles a principios de año a causa del retraso en la devolución del vencimiento de una deuda de 123 millones de euros con Deutsche Bank, que no pudo atender por falta de recursos.

Asimismo, la Generalitat solicitó un aplazamiento de pago de la cuota de diciembre de 2011 a la Seguridad Social por 81 millones que, según sostuvo entonces el conseller de Hacienda, José Manuel Vela, se debió a una situación provisional para «acompasar flujos de caja de cobro y pago». Poco después, en mayo, la emisión de deuda pública a un 7% de interés para refinanciar un pagaré por Bancaja (ahora integrado en Bankia), valorado en 500 millones de euros, le originó un nuevo problema de liquidez.

El Ejecutivo valenciano recurrió luego a una línea de financiación ICO para cubrir en parte un vencimiento de deuda de 472,7 millones en bonos para minoristas. Y este mismo mes el ICO ha vuelto a ayudar a la Comunidad Valenciana con 135 millones para atender vencimientos.

Para acceder a los fondos necesarios para atender a los compromisos de deuda, el Gabinete de Alberto Fabra tendrá que cumplir con el objetivo de déficit del 1,5%, para lo que ya ha acometido numerosos recortes y medidas antosociales. Por ejemplo, en el ámbito educativo ha aprobado el incremento del número de alumnos por aula y el de horas lectivas; el aumento de las tasas universitarias; la suspensión de los contratos de interinos; y la rebaja o paralización del cobro de los complementos del personal fijo.    GARA

http://www.gara.net/paperezkoa/20120721/353334/es/El-rescate-bancar...

Vistas: 9

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución