El descrédito de un Premio y la alcancía de Yoani

La Universidad de Columbia acaba de violar sus propias normas al entregar una mención especial del Premio Maria Moors Cabot 2009 a Yoani Sánchez, a quien ya otros han otorgado también sus lauros -el Ortega y Gasset, por ejemplo-, como contribución a la fabricación de una imagen internacional para esta mujer "acosada" , "sacrificada" y "perseguida", que se pasea por las calles de La Habana, habla en eventos públicos, se reúne con quien le da la gana, viaja por todo el país, trasmite sus diatribas contra la Revolución desde los más lujosos hoteles de la capital cubana y vive con su familia en un apartamento sin que nadie le perturbe el sueño.

"Desde su creación en 1938, el premio Maria Moors Cabot ha reconocido a los más distinguidos trabajos periodísticos que han ayudado a fomentar un mayor entendimiento interamericano (...) Se premia a los periodistas que han contribuido a mejorar la relación entre las Américas a través de su trabajo en la región" . Así rezan las bases del susodicho premio, sin embargo aúpa a alguien que no solo no ha ayudado sino que vive atacando directa o indirectamente a los países de la región más progresistas y que más avanzan en el establecimiento de la justicia social.

Cuando hay ejemplos de verdadero apoyo a la integración regional, de denuncia de la injerencia extranjera, de la violación de los derechos de los pueblos a su autodeterminación, o de hechos tan recientes como el golpe en Honduras, que ha sido ejemplarmente reportado por Telesur, cualquiera con mínima lucidez se preguntaria ¿Por qué no entregan un premio a esta televisora o a los medios que llevaron al mundo las imágenes de la tragedia humana que trajeron consigo los huracanes del pasado año en el Caribe y cómo Cuba enfrentó estos tremendos fenómenos con el mínimo costo de vidas y trabaja en la recuperación de los daños, a pesar de la crisis y el bloqueo de Estados Unidos?

ME viene a la mente un artículo que publicó hace poco la periodista Rosa Miriam Elizalde, del cual extraigo unos párrafos que amplían la información sobre quién es verdaderamente la "premiada":
"llama la atención el meteórico estrellato de la bloguera Yoani Sánchez, quien clasifica para no pocas de las condiciones exigidas por los expertos del Pentágono. El diseño de su blog está concebido sobre varias falacias: el nombre del sitio madre – www.desdecuba.com - sugiere que todo el esfuerzo de conexión a la Red proviene de la Isla. Sin embargo, el servidor está alojado en Alemania, registrado a nombre de Josef Biechele –¿quién es este hombre?, ¿por qué ella jamás menciona a este generoso mecenas?-, y goza de recursos de administración que no están al alcance de ningún bloguero común, mucho menos cubano, que no posee gestores locales de blogs y tiene que lidiar con una red extremadamente lenta para conectarse con sistemas internacionales como Blogger y otros.

El soporte técnico de este sitio, que le da servicio casi en exclusiva a su blog, es del tipo de herramienta diseñada a mano, que cuesta hoy en el mercado varios cientos de miles de dólares. La estrategia publicitaria, tanto en los sistemas de Google como en otros medios digitales y tradicionales, es de Grandes Ligas.

Lo que dice también es obra de las manipulaciones. La bloguera convoca a movilizaciones a través de Twitter, foros sociales y otras variantes de la web 2.0 que apenas se utilizan en Cuba, un país con un limitadísimo ancho de banda y débiles prestaciones de la red, entre otras razones porque toda su conexión a Internet es satelital y sigue estando bajo la presión del bloqueo, que además del cable submarino ha impedido por más de una década el comercio electrónico y el acceso a las tecnologías digitales. Quien se conecta en la Isla a una velocidad de 30-40 Kbps, a duras penas puede consultar su correo electrónico y dedicar su esfuerzo y tiempo de conexión a prioridades que suelen estar a años luz del negativismo a ultranza de Yoani.

¿A quién le habla entonces esta mujer, que obviamente no tiene interlocutores en Cuba? ¿Es a los cubanos o a una audiencia que está fuera de la Isla, bombardeada por un discurso prejuicioso que ella intenta apuntalar? ¿El privilegio de estar aquí garantiza su objetivad?

Se declara apolítica, no comprometida con ningún sistema, y sin embargo, el descriptor que los creadores de su blog pusieron para identificar a su web dicen que www.desdecuba.com es una “Revista de corte político-independiente. Brinda una panorámica distinta a la que brinda el gobierno cubano”. Entre sus notas abundan las gastadas tesis políticas que ha utilizado por años el Departamento de Estado para incorporar a Cuba en todas las listas negras, sazonadas con la estética de los años 50 y el estereotipo de La Habana en ruinas, una manera de dar lo que quieren y lo peor posible en el menor espacio posible.

Últimamente ni siquiera se cuida de los excesos ultraderechistas, algo por lo que seguramente ya le deben haber llamado la atención, pues está lejos del papel que parece representar. Se acerca más a lo que diría un Luis Posada Carriles[10] digital que a lo que se pudiera esperar de una bloguera pacifista, probable candidata al Nobel de la Paz. Por ejemplo, en un texto dedicado a la “noche de los cuchillos largos que sobrevendrá sobre la Isla”, hace adhesión tácita a la licencia para matar que de vez en cuando se invoca desde Miami:

Gente esperando, con el palo o la navaja bajo la cama para un día poder usarlos. Odios enquistados contra aquel que los delató, les impidió que tuvieran un mejor empleo o hizo que el hijo más pequeño no pudiera estudiar en la universidad. Hay tantos aguardando por un posible caos que les dé el tiempo necesario para la venganza , que desearía no haber nacido en esta época, donde sólo se puede ser víctima o victimario, donde tantos añoran la noche de los cuchillos largos. (Yoani Sánchez, 25 de abril de 2009)

Si se sigue la lógica de los estrategas norteamericanos, el rostro que hoy tiene el discurso anticubano -sea el de una mujer o cualquier otro-, es lo menos importante. Ella y quienes vendrán preparan el terreno para una escalada que permita continuar imponiendo determinado punto de vista en una audiencia de más de mil millones de usuarios que se informa fundamentalmente por Internet. También, ganar un espacio para influir en los cubanos que, por lógica del desarrollo y el esfuerzo en la educación de cientos de miles de niños y jóvenes en la tecnología digital, estarán cada vez más conectados a la Red.

La estrategia de utilizar la Internet para la intervención política viene perfilándose desde hace al menos cinco años, con un in crescendo en los últimos meses, cuyo colofón son las recientes medidas anunciadas por la administración de Obama. Él heredó de Bush la decisión de redirigir los financiamientos para la subversión contra Cuba en el ámbito de las telecomunicaciones. Que este anuncio no es nuevo lo confirma la nota publicada el 7 de mayo de 2008, en Los Angeles Times, firmada por Paul Richter[11]:

La USAID, a cargo de supervisar el programa para promover la democracia en Cuba, está tratando de convencer a grupos no gubernamentales en Europa Central y América Latina de que se unan a organizaciones estadounidenses para solicitar subvenciones… El objetivo es utilizar mayor parte del presupuesto de 45 millones de dólares para comprar equipos de telecomunicaciones como teléfonos celulares y medios para acceder a la Internet.

¿Habrá ido a parar parte de estos fondos al financiamiento del soporte técnico y la desmedida publicidad para la “ciberdisidencia” cubana? ¿Qué instituciones en Europa están recibiendo este dinero del gobierno estadounidense? ¿El Premio para la bloguera cubana auspiciado por el grupo español Prisa saldrá de aquí? ¿Será casualidad que Prisa, la agenciera mayor de Yoani en Europa, sea también propietaria de Noticias 24, el blog de la oposición venezolana más agresivo contra Chávez?

Cualesquiera que sean las respuestas, dirán más de lo mismo. Ni es nuevo el comando ciberespacial, ni las web y los ciberdisidentes prefabricados, ni el acomodo coyuntural del diseño político para aniquilar al gobierno de la Isla".


Realmente, el Premio que acaban de dar es un descrédito para la Universidad de Columbia que sólo viene a engrosar la alcancía de Yoani....

Vistas: 5

Etiquetas: ciberdisidente, cuba, mercenaria, premio, yoani

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución