El caso de Hula demuestra el retraso de la inteligencia occidental en Siria

Como los occidentales nunca se equivocan es poco probable que se decidan a reconocer haberse equivocado en el caso de la masacre de Hula. Lo importante no es, sin embargo, si piensan rectificar o no la falsa imagen de Siria que transmite la propaganda occidental. Lo importante es en realidad la evolución de la correlación de fuerzas entre la OTAN y la OCS (Organización de Cooperación de Shangai). El caso de Hula demuestra, sin embargo, que los occidentales no logran saber lo que está pasando en el terreno, mientras que la inteligencia rusa está perfectamente al tanto de todo.

Red Voltaire | Damasco (Siria) | 4 de junio de 2012l

La noticia pareció desestabilizar al gobierno sirio, que condenó de inmediato la matanza y la atribuyó a la oposición armada.

En momento en que la agencia nacional de prensa SANA no lograba ofrecer aún informaciones precisas sobre el asunto, la agencia de prensa católica de Siria, Vox Clamantis, publicó de inmediatoca un testimonio sobre una parte de los hechos acusando formalmente a la oposición  [2]. Cinco días después el canal ruso de información Rossiya 24 (ex-Vesti) transmitió un detallado reportaje de 45 minutos que se mantiene actualmente como la investigación más detallada sobre el tema  [3].

Los Estados occidentales y los países del Golfo, que maniobran para provocar un «cambio de régimen» en Siria y que han reconocido a la oposición como interlocutor privilegiado, adoptaron la versión del ESL, sin esperar siquiera por el informe de la Misión de Observación de la ONU (UNSMIS). Como sanción contra el gobierno sirio, la mayoría de esos países puso en práctica una medida ya preparada con anterioridad: la expulsión de los embajadores sirios acreditados ante sus respectivos gobiernos. Esta medida diplomática no implica una ruptura de relaciones ya que el resto del personal diplomático sirio acreditado se mantiene en esos países.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó, por su parte, una declaración presidencial de condena contra la masacre, aunque sin designar a un culpable. También recordó sus responsabilidades al gobierno sirio, como la de proteger a la poblacion con la utilización de medios proporcionados con la gravedad de la agresion, o sea sin la utilización de armamento pesado  [4].

Por el contrario, la Alta Comisaria a cargo de los Derechos Humanos, Navi Pillay, se hizo eco de las alegaciones al acusar a las autoridades sirias y exigió que se pusiera el tema en manos de la Corte Penal Internacional.

El presidente francés Francois Hollande y su ministro de Relaciones Exteriores Laurent Fabius expresaron su intención de convencer a Rusia y China para que no obstaculicen la adopción de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorice el uso de la fuerza. Mientras tanto la prensa francesa acusaba a Rusia y China de seguir protegiendo un régimen criminal.

En respuesta a esos cuestionamientos, el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Andrei Denisov, deploró que la posición sea una «simple reacción emotiva», totalmente exenta de análisis. Subrayó que la posición constante de su país, en este caso al igual que en otros, no es de respaldo a un gobierno sino de apoyo a un pueblo (dado que el pueblo sirio acaba de plebiscitar al presidente Al-Assad durante el reciente referendo constitucional).

A pedido del gobierno de Damasco, la Misión de Observación de la ONU visitó el lugar de los hechos, donde fue recibida por la oposición que controla la zona y pudo recogir informaciones destinadas a la elaboración de su posterior informe. En el marco de una conferencia de prensa para uso interno, el presidente de la Comisión Investigadora siria sobre la masacre de Hula leyó un breve comunicado que revela los primeros elementos de la investigación actualmente en marcha. Según el presidente de la Comisión Investigadora siria, la masacre de Hula fue perpetrada por la propia oposición en el marco de una operación del ESL en esa zona.

A sabiendas de que el informe de la Misión de Observación de la ONU podía volverse contra ellos, los occidentales lograron que el Consejo de Derechos Humanos, organismo que ellos controlan, creara en Ginebra una Comisión Investigadora adicional. O sea, es posible que el Consejo de Derechos Humanos dé a conocer rápidamente su propio informe para imponer una versión predeterminada de los hechos antes de que la Misión de Observación dé a conocer sus propias conclusiones.

¿Cómo saber lo sucedido en Hula?

De forma inmediata y sin la menor investigación, las agencias de prensa y las cancillerías occidentales atribuyeron al gobierno sirio la responsabilidad por la matanza.

Los  investigadores enfrentan dos importantes obstáculos: el gobierno sirio perdió el control de Hula desde hace varias semanas. Ello impide que los magistrados sirios viajen al lugar y los periodistas sólo pueden hacerlo con el consentimiento del ESL y bajo la estrecha vigilancia de sus hombres. Se ha registrado, sin embargo, una excepción: un equipo de Rossiya 24, el canal ruso de información continua, logró circular por la zona sin escolta y pudo realizar un reportaje excepcionalmente detallado.

La Comisión oficial siria dice haber recogido numerosos testimonios pero ha declarado que no los presentará a la prensa hasta que se haya elaborado el informe definitivo. Hasta este momento, por lo tanto, la identidad de los testigos es parte del secreto de instrucción. A pesar de ello, la televisión pública ya difundió varios testimonios el 1ero de junio pasado.

Los investigadores disponen también de videos exclusivos proporcionados por el propio ESL.

Para terminar, como el ESL había reunido los cuerpos en una mezquita y había comenzado a enterrarlos al día siguiente, los observadores de la ONU no pudieron pudieron realizar ningún tipo de observación sobre un gran número de cadáveres.

Las conclusiones de la Red Voltaire

Las víctimas de la matanza de Hula.

Hula no es una ciudad sino una zona administrativa que reúne 3 localidades de unos 25 000 habitantes cada una, localidades o mayoritariamente abandonadas. Hacía varias semanas que la localidad sunnita de Tal Daw se hallaba bajo control de los rebeldes. El Ejército «Sirio» Libre había impuesto allí su propia ley. Por su parte, el ejército nacional garantizaba la seguridad de las vías de transporte manteniendo varios puestos en las carreteras de la zona, pero sin ir más allá. Varios individuos secuestraron niños y trataron, infructuosamente, de obtener el pago de rescates [5]. Los niños fueron en definitiva asesinados varios días antes de la masacre de Hula, pero el Ejército «Sirio» Libre se llevó sus cuerpos para exponerlos junto a los demás cadáveres.

Durante la noche del 24 de mayo, el Ejército «Sirio» Libre desencadenó una amplísima operación para reforzar su control sobre la zona y hacer de  Tal Daw su nueva base. Así que entre 600 y 800 hombres, provenientes de distritos más o menos alejados, se reunieron en Rastan y en Saan, y posteriormente atacaron simultáneamente los puestos militares. Mientras tanto, un equipo fortificaba Tal Daw instalando allí 5 baterías de cohetes antitanques y emprendía una campaña de depuración de la población mediante la eliminación de varios habitantes. En Tal Daw, las primeras víctimas fueron una decena de familiares de Abd Al-Muty Mashlab –diputado del partido Baas recientemente electo y secretario de la Asamblea Nacional– y posteriormente los miembros de la familia de un oficial superior, Muawyya al-Sayyed. Los blancos siguientes fueron varias familias de origen sunnita que se habían convertido al chiísmo. Entre las víctimas figuran las familias de 2 periodistas de Top News y New Orient Express, agencias de prensa miembros de la Red Voltaire. Varias personas, entre las que se encontraban varios niños, fueron violadas antes de ser asesinadas.

Como sólo lograron tomar una sola posición del ejército nacional, los atacantes decidieron cambiar de estrategia. Transformaron entonces su propia derrota militar en una operación mediática. Atacaron el hospital Al-Watani y lo quemaron. Transportaron ademas a la mezquita una serie de cuerpos hallados en la morgue de ese hospital así como los cadáveres de varias víctimas y los filmaron. La teoría de una única masacre cometida por milicianos favorables al gobierno no resiste el análisis de los hechos. Hubo combates entre leales y rebeldes, así como varias masacres de civiles Libre mezcló los cuerpos de distintos orígenes y de varios días para montar su operación mediática.

En todo caso, la existencia de los «Shabbihas» no pasa de ser un mito. Existen ciertamente individuos favorables al gobierno que se han armado y que pue pueden cometer actos de venganza, pero no existe ninguna estructura o grupo organizado que pueda calificarse de milicia progubernamental.

Implicaciones políticas y diplomáticas

  La embajadora de Siria Lamia Chakkur.

La expulsión de los embajadores sirios por parte de los Estados occidentales se había preparado con mucha antelacion, para aplicarla de forma coordinada. Los occidentales estaban a la espera de una masacre de ese tipo para proceder a la expulsión de los embajadores sirios. Ignoraron las  numerosas masacres anteriores precisamente porque sabían que sus autores eran los miembros del Ejército «Sirio» Libre, y se apoderaron de esta creyendo que era obre de supuestos milicianos progubernamentales.

La idea de una expulsión coordinada no se concibió en París sino en Washington. París había dado un acuerdo de principio, pero no analizó las implicaciones jurídicas. En la práctica, la señora Lamia  Chakkur es también embajadora de Siria ante la Unesco, y el Acuerdo de Sede hace imposible su expulsión del territorio francés. Además, aún de que estuviese acreditada ante la Unesco, la señora Chakkur no puede ser expulsada de Francia ya que tiene doble nacionalidad, francesa y siria.

Washington coordinó las expulsiones para que pareciera un movimiento generalizado, y presionar así a Rusia. En efecto, Estados Unidos trata de poner a prueba la nueva correlación internacional de fuerzas, evaluar las reacciones de Rusia y tener una idea de hasta dónde se puede llegar.

La selección de la masacre de Hula es, sin embargo, un error gigantesco. Washington se abalanzó sobre este caso sin haber verificado los detalles y creyendo que nadie podría hacerlo. Olvidó, sin embargo, que en unos pocos meses Moscú se ha presente en Siria. Más de 10 000 rusos residen ahora en Siria. Por supuesto, Rusia no se ha limitado a desplegar en Siria un sistema de protección antiaérea de alta tecnología para disuadir a la OTAN de tratar de bombardear el país. También ha instalado unidades de inteligencia que incluyen militares capaces de desplazarse por las zonas rebeldes. En el caso de la masacre de Hula, Moscú logró aclarar lo sucedido en unos cuantos días. Sus especialistas lograron identificar a los 13 miembros del ESL que cometieron la matanza. Así que, no sólo Moscú no se dejó impresionar sino que, además, incluso endureció su posición. Para Vladimir Putin, el hecho que los occidentales hayan querido convertir en bandera la masacre de Hula demuestra simplemente que no controlan la situación en el terreno. Después de haber retirado a los oficiales occidentales que dirigían en tierra el Ejército «Sirio» Libre, los países occidentales sólo disponen de la información recogida por sus aviones sin piloto para observar lo    que sucede en tierra y son por lo tanto vulnerables a las mentiras y exageraciones de los mercenarios que ellos mismos han enviado a Siria.

Vista desde Moscú, la masacre de Hula es una tragedia más entre las muchas que los sirios vienen sufriendo desde hace un año. La precipitación de los occidentales demuestra que estos siguen sin dotarse de una nueva estrategia colectiva desde la caída del Emirato Islámico de Baba amor. En definitiva, los occidentales avanzan a tientas y han perdido así la ventaja que permite la victoria del jugador de ajedrez.

[1] La Red Voltaire ha decidido referirse aL ESL poniendo entre comillas la palabra «syrienne» para subrayar así el hecho que esa milicia se compone esencialmente de extranjeros y que sus comandantes ni siquiera son sirios.

[2] «Fractionnements irréversibles en Syrie?», Vox Clamantis, 26 de mayo de 2012.

[3] Global Research ha traducido al inglés la transcripción de varias partes de ese programa. Ver: “Opposition Terrorists "Killed Families Loyal to the Government"”, Voltaire Network, 1ero de junio de 2012.

[4] «Syrie: que dit le Conseil de sécurité?», por Thierry Meyssan, Réseau Voltaire, 28 de mayo de 2012.

[5] Es este el principal problema que el país enfrenta actualmente en materia de seguridad. Muchos de los delincuentes que anteriormente reclutados para alimentar las filas del Ejército «Sirio» Libre se han visto desmovilizados por falta de financiamiento. Estos individuos todavía tienen en su poder  las armas que los occidentales les entregaron y las utilizan en actos de delincuencia, esencialmente en secuestros organizados para exigir el pago de rescate por la devolución de las personas secuestradas.

Vistas: 10

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución