"Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad."
Oscar Wilde
" La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás..."
Voltarie
- Análisis nacional - opinión - sindicales - 

Una vez más quiero detenerme en el discurso de la presidente del gobierno, de inicio de las sesiones legislativas en el congreso de la Nación, en especial en este tramo publicado aquí en vídeo, en el que se refiere específicamente al reclamo salarial docente.

En primer término, es evidente que la señora presidente del gobierno se equivoca al comparar a un obrero u empleado de comercio de una empresa privada, con un trabajador del sistema de educación estatal o privado subvencionado. El comentario no tiene nada de inocente y es una clara expresión de la concepción que rige al gobierno Kirchnerista. Puesto que aún a pesar de la comprensión leguleya y mercantil de la política que orienta al gobierno, (el "toma y daca" Kirchnerista) y a diferencia de lo que se afirma, el Estado no es una empresa, y brindar buena e igualitaria educación es una obligación constitucional.

Fernádez afirma seguidamente que los trabajadores docentes gozan de "estabilidad laboral", intentando confrontar esta situación con la de otros sectores de la clase trabajadora. Comparando situaciones muy diferentes que además son del orden de la legislación laboral, y no de orden político o económico. Olvidando en su razonamiento empresarial, que el estado no puede despedir sin justa causa u obligar a firmar contratos basura a los trabajadores sin infringir la ley. Y esta condición no es casual, sino un resultado de las luchas y conquistas de mas de un siglo y medio, de generaciones y generaciones de trabajadores de la educación, y con ellos del resto de la sociedad.

En realidad este discurso autoconfirmatorio no tiene nada de nuevo; las conquistas obreras han sido puestas en tela de juicio por patrones, interventores, dictadores y toda clase de gorilas de las mas variada calaña a lo largo de toda la historia.

Sin embargo ninguno ha conseguido, ni conseguirá nunca poner a los trabajadores en contra de sus propios intereses y en contra de los demás trabajadores, salvo mediante la represión, la manipulación y la burocratización de las instituciones obreras. Y esas situaciones son interdependientes y solo pueden ser atadas por un lazo que un régimen totalitario puede establecer. De la mano de la democratización de todos los ámbitos de la sociedad, que es también una consecuencia de la lucha y la toma de conciencia generacional, las instituciones gremiales se transforman ireversiblemente en instituciones obreras y sus reclamos económicos en reivindicaciones políticas, con un claro sentido ideológico. El peronismo, neo o histórico, es tan anacrónico y disfuncional que ni siquiera tiene sentido como formula ideológica. Y es por eso que la gestión burguesa, socialchovinista, solo puede apelar a un lenguaje antiobrero. Recure como siempre, al sujeto tácito, esta vez, no es un muerto, o muchos muertos, sino "los chicos".

Es el gobierno del Estado patronal exigiéndoles a los educadores, condiciones de productividad y eficiencia según la mas burda comprensión capitalista de las relaciones de trabajo y de poder. Yo pago lo que quiero y como quiero - Tu obedeces.

Hasta ahora el gobierno había conseguido un "aura" popular, pero esta lógica patronal no hace mas que exponer la verdadera concepción de la sociedad deseada; y evidencia el componente social del gobierno.

Tarde o temprano el andamiaje político que sostiene esta clase de argumentos antipopulares se desmorona. El momento neoperonista antiobrero ha llegado. De más está abundar en detalles como la duración de la jornada laboral o las vacaciones pagas de los educadores del aparato clasista de enseñanza del estado burgués.

Puede que la señora Fernandez haya sido una típica joven pequeñoburguesa educada en una escuela de monjas católicas, pero ya no lo es. No lo es desde hace muchos, muchos años, ahora es una señora multimillonaria, y su comprensión de la realidad, su lectura y su accionar es la de una cabal miembro de esa clase social.

Siempre he afirmado que ni ella ni su gobierno deben ser comparados con otros de la región, que el "progresismo" es una entelequia imperialista, y que en los ultimos años la crisis mundial ha obligado al Bonapartismoneoperonista ha mostrar su verdadero rostro clasista.

Quizás la retorica clasemediera aún logre confundir a sesentones o cincuentones sin formación política educados en dictadura, o a los últimos contingentes de burócratas arribados a partir del relato mediático y épico desideologizado. Pero los sobrevivientes del Menemismo, los activistas de las luchas de los últimos treinta años, incluso hasta la propia burocracia sindical peronista, comienza a tomar distancia. El naufragio del sindicalismo K es evidente. La base de sustentación es solo prebenda y retorica.

A los que afirmaban la autoridad del gobierno fundada en el 54% de votos en la ultima elección, es necesario recordarles el 49% de Menen en la reelección de 1995.

Las "buenas intenciones" y el "reimpulso", la "sintonia fina" y la "nueva etapa" tan explicadas por los escribidores de cartas, se han ido al basurero; al basurero de la historia que es a donde siempre han pertenecido; con el crimen de ONCE,(*) y la abierta defensa de la megamineria contaminante. Y la represión y criminalidad que estos negocios conllevan

La presidente Fernández, que viaja en helicóptero, que ha sido parte integral de la destrucción de la Argentina de los últimos treinta cinco años. destrucción que ella misma administra, en su tragedia ambiental y tóxica; relata entonces el trabajo de los docentes argentinos como una suerte de privilegio. Y se equivoca de tal manera, que cualquiera que haya conocido a un educador encuentra completamente revulsivo el comentario, y el propio tono que ha dejado atrás los modos y gestos de directora de escuela privada, para darle paso a los modos despectivos y desagradables de cualquier viuda patrona de estancia.

PERSONALMENTE

Aunque personalmente no apoyo la lógica educativa capitalista en ninguna de sus formas, detesto la educación de la academia educativa del sistema, por lo que aliento la Educación en el hogar, y sostengo que al menos el cincuenta por ciento de los educadores argentinos no están en condiciones de enseñar nada, excepto apenas  algo mas que contenidos; pero nunca educar. Estoy mas que convencido asi mismo de que regalar computadoras, de ninguna manera significa enseñar nada.

El gobierno nacional alienta la educación en carreras técnicas, pero la "cultura" que dice querer "cambiar" no es la de la especulación patronal, la cultura de la explotación y el lucro a costa de los que producen la riqueza con su esfuerzo. O la cultura de la política a la medida de los intereses que han saqueando el país endeudandolo, matándolo, torturándolo, desapareciéndolo, reprimiéndolo, durante casi doscientos años. No; la cultura que "quiere cambiar" es la conciencia de los trabajadores, de pertenecer a la única clase social capaz de salvar el curso de la civilización humana frente a la tragedia burguesa.

Lo digo una vez más ante la historia, en nombre de todos mis ausentes; yo que enterré a mis padres dos veces, yo que soy dos veces huérfano por razones políticas. Yo que he decidido vivir de espaldas a la sociedad de consumo y la idiotez capitalista.

Nunca aceptare a una mujer multimillonaria, políticamente maternalista y filosoficamente vulgar y materialista como mi representante política, esa es quizás la condición fundamental que me hace (y siempre lo hará) cuestionar a este gobierno. Mis padres, su entrega y su lucha revolucionaria, nunca me perdonarían por aceptar como naturales y lógicas, declaraciones como las de esta señora, el último día jueves primero de marzo en el congreso. Ni ella, ni ninguno de sus burócratas, hablarán nunca en su nombre, ni en el mio.

El mundo capitalista vive una profunda crisis, una crisis de la que ninguno de los sectores burgueses en disputa (mas o menos nacional o transnacional) desea que usted tenga real dimensión. Este es por lo tanto un momento excepcional para las trasformaciones profundas, sin embargo y previsiblememnte, en vez de aprovechar la coyuntura para reestructurar a fondo la economía Argentina y el orden político que la sostiene, el kirchnerismo, Fernández y los etc' s provinciales; se empeñan en salvar al engendro criminal.

Tal y como están las cosas no podrán conseguirlo, por mucho que se esfuercen sus carteros en explicarlo elegantemente. Porque está claro que lo menos peor nunca será lo necesario.

 

 

(*) que como siempre que está implicado el Estado, (que ademas es juez y parte en este caso) quedará impune. Solo la empresas el sindicato y el Estado tienen peritos, los peritos de las victimas no fueron autorizados por el juez...

Vistas: 9

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución