EDITORIAL DE "EL CLUB DE LA PLUMA": ENTRE LA FURIA Y LA SONRISA…NUNCA MENOS, NUNCA MÁS…

 

ENTRE LA FURIA Y LA SONRISA…

                                                 NUNCA MENOS, NUNCA MÁS…

 

Los últimos acontecimientos de esta semana que aún cuesta culminar, dan para innumerables reflexiones, análisis, discusiones…

No es poca cosa saber que un grupo de individuos, descontentos con medidas, acciones y decisiones políticas, se convoquen para manifestar. Y digo que no es poca cosa porque es la muestra indiscutible del Estado de Derecho en el que vivimos y se practica…

 

Ahora bien, podremos manifestar desacuerdo con consignas, slogan o frases que suenan a, no descontento sino odio, rabia, furia; pero también debemos comprender que forman parte de las reglas de juego en esto de la libertad de expresión.

Nos guste o no nos guste lo que podamos leer, escuchar y ver, la defensa irrestricta a la libertad de expresión debe prevalecer…

 

Pero dicha libertad, en algunos rincones de nuestra Patria, está siendo violada, violentada por personeros que, seguramente, responden a poderes locales y foráneos que pretenden apropiarse, saquear y explotar las Tierras Ancestrales de Nuestros Originarios, las de Nuestros Campesinos…

Y también aquí puede haber furia, odio, rabia…

Seguramente, quienes ostentan el poder de la violencia, pretendan que la legendaria resignación haga su tarea…

 

De norte a sur de la Argentina, existen incontables argumentos para justificar la furia. Para lo que sí no existe argumento es para la violación de las libertades y la imposibilidad de ejercer derechos…

 

Un nuevo aniversario se cumplió, respecto de uno de los tantos hechos aberrantes ocurridos en Nuestro País. Un aniversario más de aquella noche en que los lápices se mancharon de sangre y dolor, de lágrimas y ausencia.

La Noche de los Lápices volvió, su recuerdo, a rodar por las calles; y en la ciudad de Córdoba fueron muchos, muchos los jóvenes que, a pesar del dolor de ayer, desplegaron la sonrisa a cada paso, en cada esquina…

 

Imposible abstraerse de nuestros recuerdos, de nuestra historia, la reciente, la que aún duele, a pesar del tiempo que transcurra. Como tampoco imposible es no sentir furia, rabia, bronca contra quienes nos privaron de tantos sueños y deseos de actuar, participar, compartir y construir.

En estos tiempos esos deseos se plasman en las calles nuevamente; y si ayer era la furia y la protesta por las desigualdades sociales, hoy es el entusiasmo por la plena participación y construcción de alternativas, realidades inclusivas…

 

Entre la furia y la sonrisa a varios datos que separan ambas muestras de estado de ánimo. No son datos anecdóticos, de estadísticas, son datos de realidades concretas que a diario se han vivido y se viven…

La furia con que se han manifestado quienes se consideran opositores al Gobierno Nacional, traen a la memoria otras furias pintadas de golpismos e interrupciones democráticas, disfrazadas de la procura del bien general, cuando en realidad siempre se persiguió y se persigue el bien personal de unos pocos, en detrimento de la mayoría…

 

Ayer la furia nos arrebataba a cuántos jóvenes que pretendían realidades más amables para todos…La furia de estos días nos pretende arrebatar lo conquistado luego de tanta entrega y despojo… Hoy la furia no se banca “…Nunca menos/ que un enjambre de morochos/ arruinándoles la foto/ a los que no vuelven más…” *

 

No obstante, hay otras furias que no se pueden ignorar. Los atropellos a Nuestras Comunidades Originarias y Campesinas por parte de inescrupulosos arrebatadores de lo que no les pertenece, pareciera que están “a la pesca” de que caiga algún “muerto” para generar mayor descontento y “justificar” más “furia nacional”…

 

No obstante, la furia que provocan las explotaciones mineras que destruyen todo a su alrededor; el avance agrotóxico sembrando muerte, destrucción, contaminación, éxodo, exclusión, es una furia que se canaliza por la lucha de los pueblos afectados (los otros que “sobreviven” en country’s, barrios privados no saben de todo eso, al menos tn si no lo considera “oportuno” no lo informa…); furia que pretende la concientización general sobre problemáticas que a la corta y a la no tan larga a todos nos afectan, y revertir en beneficio de “todos”…

 

Y la peor furia que no se pueden aguantar los retrógrados de siempre, los impopulares de siempre, es la proximidad (paciencia mediante…) de la implementación efectiva de leyes necesarias para que, por ejemplo, la “libertad de expresión” no sea “capital editorial” de monopolio alguno…

 

Por más que algunos, en los fueros más íntimos, aventuremos ideas de acciones relacionadas a la furia, en momentos como fueron los cortes de rutas efectuados por unos cuantos poderosos del campo argentino (que provocaron muertes sin responsables judicializados…), no podemos permitirnos el desliz que les brinde argumentos para la crítica y la acusación (igual siempre inventan algo…)…

 

La sonrisa de tantos jóvenes conmemorando una vez más La Noche de los Lápices, porque es una noche que no vuelve más; la virtual batalla ganada en los estrados judiciales por las contaminaciones con agrotóxicos en Córdoba; los festejos por tanto genocida y sus cómplices condenados; la alegría de nuestros estudiantes que volvieron a las aulas y muchos padres dejaron de mendigar; todo ello y mucho, mucho más debe prevalecer, a pesar de los ataques, estériles, que no se bancan el “…Nunca menos/ que ese fuego en la mirada/ que las voces acalladas/ retomando la canción…” *

 

De seguro que “nuestra furia” habrá de convertirse siempre en sonrisa, porque tenemos el futuro en nuestras manos en lucha para el bien colectivo; porque a pesar que no quieran “…Nunca menos/ que los pibes en el centro Nunca menos/ que vivir con dignidad/ Nunca menos/ que la Patria que soñamos/ Nunca menos/ Ni un paso atrás…” *

 

Que así sea…

 

NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma

elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

http://elclubdelapluma.bligoo.com.ar

 

 

*Canción homenaje al ex presidente, "Nunca Menos" de Horacio Bouchoux

 

 

Vistas: 16

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución