El domingo 26 de julio de 1953 CO5MM Mario Muñoz Monroy cumplía 41 años; consciente de que la patria lo necesitaba como combatiente no fue a festejar con  familiares y amigos sino al combate liberador en donde perdió la vida asesinado y pasó a la Historia.

CO5MM Mario Muñoz tiene una hermosa historia como radioaficionado,  luchador estudiantil, combatiente, médico, como cubano ejemplar.

Había nacido el 26 de julio de 1912 en la ciudad matancera de Colón en donde cursó estudios, en los primeros años de la década del 1930 dio muestras de rebeldía y patriotismo luchando contra el dictador Gerardo Machado Morales, presidente de la República de Cuba entre 1925 y 1933. Con la caída de Machado se inició una etapa oscura en Cuba con el ascenso al poder real de Fulgencio Batista Zaldívar cuyos desmanes fueron combatidos por el joven Mario.

En el año 1936 Mario Muñoz ingresó en la Universidad de La Habana, única existente entonces en el país, para estudiar medicina,  concluyendo sus estudios en  1942, con posterioridad se radicó en Colón y ejerció su profesión con profundo humanismo y constituyó una familia.

Hoy se conserva, en su ciudad natal como Museo, la edificación en donde el Médico del Moncada, tuvo su consulta, así como equipos de laboratorio y fisioterapia. En ese lugar, además, instaló una potente planta de radio para comunicarse con radioaficionados nacionales y extranjeros. Allí le sorprendió el golpe de estado del 10 de marzo de 1952 dado por Batista y que Mario repudió siempre.

Fue ahí  en donde Fidel Castro estableció contacto con el Dr. Muñoz considerando que le sería muy útil como médico y radioaficionado a la revolución que se estaba organizando . La aceptación del Médico fue entusiasta.

El radioaficionado y médico fue uno de los 121 hombres que se reunieron en la Granjita Siboney de Santiago de Cuba para de allí partir a una acción que aun desconocían.

Mario iba al combate como médico, acompañado de Melba Hernández y Haydee Santamaría, listos para atender a los heridos. Sin excepción. La operación no tuvo éxito.

El médico y los demás asaltantes al Hospital Saturnino Lora estaban bajo las órdenes de Abel Santamaría, cuando comprobaron que la acción no había tenido éxito tuvieron la idea de vestirse como pacientes ingresados, sin embargo, una miserable delación provocó la captura de casi todos los combatientes. Los sobrevivientes fueron juzgados y en el juicio Melba Hernández declaró, cito:

El doctor Muñoz vino como médico a auxiliar tanto a unos como a otros. Lo detuvieron en perfecto estado de salud junto a nosotras; a los tres nos condujeron a pie del Hospital, al Moncada, él caminaba entre dos escoltas a 2 ó 3 metros de distancia delante de Yeyé y de mí; escuchábamos que le explicaba a un militar, que era médico, no había llevado armas, el militar lo insultaba y lo empujaba violentamente, una de las veces que trató de pararse, porque lo habían lanzado al suelo, le dispararon por la espalda, asesinándolo. Fin de la cita.

En los sucesos del 26 de julio de 1953 en Bayamo y Santiago de Cuba, sólo hubo 6 asaltantes caídos en combate, los demás 55, fueron asesinados por órdenes directas del señor Batista. Mario fue uno de ellos justo el día que cumplía 41 años. Del nombre de  sus asesinos nadie se acuerda, de Mario se acuerda el pueblo redimido de Cuba, y los radioaficionados de Cuba estamos recordándolo de manera especial con motivo de su primer centenario.

El 1 de julio de 1982, al visitar el Museo en donde se recuerda a Mario y otros combatientes, Jesús Montané Oropesa, también asaltante en Santiago de Cuba, escribió en el libro de visitantes:

Hace ya más de 30 años acompañé a Fidel a visitar al Co. Mario Muñoz. La visita tenía el objetivo de encargarle al citado compañero 2 plantas de radio para uso clandestino. Nuestro hermano Mario Muñoz cumplió la encomienda de Fidel y el 8 de mayo de 1952 el acto que se celebró en la escalinata de la Universidad, en memoria de Antonio Guiteras fue transmitido por voz de las plantas de radio que fabricó el Co. Mario Muñoz. Gloria eterna a ti, hermano del Moncada y de la esperanza.”

Es imprescindible recordar a nuestros Héroes sublimes, nuestros muertos gloriosos…sobre todo en momentos excepcionales en que ellos nos pueden mostrar su ejemplo y compulsarnos a continuar.


Vistas: 65

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de Martha Lidia Ferreira Fernández el abril 28, 2012 a las 1:40pm

PRESENTE, COMPAÑERO !!!

VIVA LA REVOLUCIÓN ...