Presumía de hombre sabio y, sin duda, lo era. Pero incurrió en un pequeño error.

“Hay que castigar a Cuba”, dijo un día. Nuestro país nunca pronunció siquiera su nombre.

Fue una ofensa absolutamente gratuita.

Fidel Castro Ruz
Junio 14 de 2012
1 y 40 p.m.

Vistas: 19

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución