Por Pedro Hernández Soto
En la foto: Gladys Bejerano Portela, Controlora General de la República

Para muchos resultaron asombrosos los procesos y sanciones impuestas, en los dos últimos años, a grupos de directivos cubanos y extranjeros, algunos de ellos tan importantes como ministros, por delitos recogidos en el genérico corrupción.

En realidad fueron acciones consonantes con uno de los principales objetivos de la lucha revolucionaria, el adecentar el manejo de los presupuestos y bienes del Estado, batalla que comenzó desde el mismo triunfo de enero de 1959.

En el decursar del Estado revolucionario, a partir de la teoría y la práctica, este proceso de velar por la integridad de los bienes del pueblo se ha fortalecido de modo continuo. El propio 3 de enero de 1959 se constituyó el Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados, bajo la égida del comandante Faustino Pérez Hernández, con el objetivo de actuar contra los bienes del dictador Fulgencio Batista y sus testaferros, de las personas o sociedades que hubiesen atentado contra la economía nacional y, además, contra los nuevos ricos a costa del poder político, propio o de allegados.

En el camino, se creó el 25 de noviembre de 1994, por acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, la Oficina Nacional de Auditoría bajo la dirección de Olga Lina Pedraza. Con posterioridad fue anunciado el 3 de mayo de 2001 su conversión a ministerio, regido por Gladys María Bejerano Portela. Esta institución desapareció para dar paso, el 1 de agosto de 2009, a la Controlaría General de la República, y, Bejerano Portela, fue electa, por la Asamblea Nacional del Poder Popular, para presidirla.

Ahora acaba de concluir en La Habana, auspiciado por la Fiscalía General de la República de Cuba,el V Encuentro Internacional sobre la sociedad y sus retos frente a la corrupción, en un momento muy importante para nuestro país.

Inmersos en los cambios plasmados en los Lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución, aprobados en el VI Congreso del Partido, la lucha contra la especulación, robos, tráfico de influencias, desvíos y estafas toma la mayor importancia.

Cinco grandes temas ocuparon la atención de los más 400 delegados asistentes a la reunión. Procedían de Venezuela, San Vicente y las Granadinas, México, Panamá, Nicaragua, Colombia, Rusia, España, Mozambique, Brasil, Argentina, Ecuador y Guinea Bissau, en fin, 20 países de América, Europa y África, además de expertos del Fondo Monetario Internacional.

En total efectuaron 13 conferencias magistrales, dos talleres temáticos, 10 ponencias y una mesa redonda en cuatro días de intensos debates, donde participaron abogados, jueces, fiscales, procuradores, contralores, criminalistas, economistas, auditores, contadores públicos, sociólogos, politólogos y profesores, sobre la base de ponencias, paneles y mesas redondas.

Ellos discutieron acerca del Estado, la Sociedad y el Derecho en la lucha contra la Corrupción; El Ministerio Público y el Sistema Judicial en el enfrentamiento a la Corrupción; El Papel del Registro Contable en la Lucha contra la Corrupción y el Delito; El Perfeccionamiento de la Función de Auditoria como vía para el enfrentamiento a las indisciplinas, ilegalidades y la Corrupción; y Los Organismos Internacionales y las relaciones intergubernamentales en la lucha contra la Corrupción.

Las palabras de apertura, pronunciadas por el Darío Delgado, Fiscal General de la Republica de Cuba y la intervención especial de la Contralora General de la República explicaron en detalles los fundamentos revolucionarios del accionar contra el delito y las fortalezas del sistema cubano de lucha contra la corrupción.

El evento contó con importantes conferencias de Alexander Zhdankov, auditor de la Cámara de Cuentas de Rusia y Antonio Mazittelli, representante regional para México, Centroamérica y el Caribe de la Oficina de la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, quien destacó la contribución cubana a los países de la región por sus múltiples conocimientos en la prevención y enfrentamiento contra la corrupción, reconoció que la ínsula caribeña cuenta con una vasta experiencia en áreas como la reducción del consumo de drogas, el tratamiento y rehabilitación de consumidores de estupefacientes y el desarrollo de políticas de prevención y lucha contra ese crimen y otros males.El experto expresó que la Mayor de las Antillas reporta la tasa de violencia y criminalidad más baja en el Caribe, lo cual permitiría a sus autoridades replicar ese modelo de gestión para que pueda ser aprovechado por otras naciones del área.

Es indiscutible que este cónclave, el de mayor participación de todos los realizados anteriormente, de alto nivel científico y democrático intercambio de experiencias, dejó un saldo muy favorable para los asistentes y en especial para nuestro país.

Vistas: 42

Etiquetas: Contraloría, Delito, Derecho, Droga, Encuentro, Estado, Fiscalía, General, Habana, Internacional, Más...La, Procesos, República, Sociedad, a, bienes, corrupción, de, especulación, estafas, frente, influencias, la, ministerio, ministro, presupuestos, retos, robos, sanciones, sobre, sociedad, sus, tráfico, y

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución