Cuba: la Isla Prohibida, pero ¡qué linda es Cuba!

Por Wilkie Delgado Correa*

Este artículo puede convertirse en un AVISO TURÍSTICO dirigido a todos los ciudadanos del mundo, ya que según los Estados Unidos (USA), Cuba representa “el infierno en la tierra” y es un ejemplo de un modelo político, económico y social caduco y fracasado. Es según su percepción el último vestigio del experimento del socialismo en el mundo contemporáneo, y cuya imagen merecería ser guardada en un museo para ilustrar a las generaciones futuras “las aberraciones que la maldad de los hombres” (es decir, los revolucionarios), fueron capaces de concebir. En concordancia con tal posición cavernaria, el Gobierno de Estados Unidos ha diseñado una estrategia “para la transición democrática de Cuba”, equivalente a la destrucción de la nación cubana sin miramientos de las normas y principios internacionales vigentes, y le fabrica un espacio en cuantas listas negras se le ocurre, con total descaro e impudicia.

Para evitar la posible contaminación del ambiente político mundial, los Estados Unidos ha tratado, por todos los medios posibles (agresiones, invasiones, bloqueos, acusaciones falsas, campañas mediáticas, estímulo y coacción a terceros países para promover el asedio diplomático y de otras naturalezas, etc., etc.), de aplastar esta experiencia, aunque ello conlleve el exterminio por hambre y enfermedades del pueblo cubano, que según su parecer, merece por ser un defensor rebelde de su causa. Además prohíbe, aún a expensas de violar este derecho constitucional, que sus ciudadanos visiten Cuba, y procura impedir también que los ciudadanos del resto del mundo visiten ese “antro perverso y demoníaco” situado en el Caribe.

Al parecer, con “noble y justificado temor”, USA, la mayor potencia hegemónica del mundo y de la historia, quiere impedir este mal ejemplo que Cuba constituye para la humanidad Esto puede reflejarse en hechos objetivos e incontrovertibles como los siguientes:

• Es una islita demasiado rebelde en la época actual caracterizada por tanta cobardía y genuflexión ante el insolente amo imperial. Persiste en construir una sociedad nueva y mantener su independencia, su soberanía y autodeterminación a pesar de la globalización neoliberal de moda en estos tiempos.

• Es un país raro que ofrece educación gratuita en todos los niveles de enseñanza (desde la primaria hasta la universitaria, y desde maestrías hasta doctorados en ciencias).

• Y también ofrece los servicios de salud a todos los niveles y para todos sus ciudadanos, en forma enteramente gratuita (desde una consulta a una persona sana hasta un trasplante de corazón u otros órganos).

• Es un país cuyo pueblo padece de una enfermedad contagiosa llamada solidaridad o internacionalismo, que le lleva, a pesar de sus limitaciones económicas, a ofrecer ayuda solidaria a otros pueblos necesitados sin que medien condicionamientos irrespetuosos o humillantes. Sus médicos andan con la adarga solidaria al brazo como Quijotes en pleno siglo XXI, recorren el mundo de misión en misión, desde un confín a otro del planeta, allí donde el dolor los llama y el deber los lleva, desde sitios inundados en Centroamérica hasta el Himalaya sacudido por un devastador terremoto. En todas partes depositan consuelo, concitan simpatía, siembran amor, curan las heridas físicas y del alma, y salvan vidas.

• Es un país que contrariamente a la realidad social de otros pueblos subdesarrollados adscriptos al modelo capitalista de desarrollo, ha logrado poseer el primer lugar en el mundo en los índices de educadores, de médicos, y de entrenadores y profesores de educación física, por habitantes.

• Es un país que ha reducido la mortalidad infantil hasta niveles similares o por debajo de los países del mundo, y en particular de Estados Unidos. ¿Quieren un atrevimiento mayor?

• Es un país que ha logrado en los Juegos Olímpicos más medallas que todos los países juntos de América Latina y del Caribe, y sus resultados son superiores a los de algunas potencias ricas de Occidente. Vea el cuadro de medallas de los Juegos Olímpicos y entenderá mejor este asunto. En el recién finalizado Campeonato Mundial de Béisbol de equipos profesionales, el equipo de Estados Unidos fue eliminado, y Cuba, cuyo equipo no clasifica entre los equipos profesionales, obtuvo la medalla de plata. ¿Habrá otro motivo más palmario para el resentimiento de Estados Unidos?

• Es un país extrañamente pacífico, en un mundo caracterizado por los continuos conflictos y las represiones bárbaras de los cuerpos armados contra sus pueblos.. En Cuba, como reflejo de que su ejército es el pueblo uniformado, jamás se ha reprimido al pueblo, sino que ha combatido y construido junto a ese pueblo del cual forma parte indisoluble. Y cosa más extraña aún para la visión made in USA de las cosas, no participa en guerras crueles e ilegítimas, no hace alianza con los conquistadores ni acepta los edictos imperiales, no practica las torturas ni tratos humillantes para la condición humana. Y vaya que es atrevido este país llamado Cuba, que se planta en treinta y uno para decir que no está con la guerra ni contra el terrorismo.

• Es un país con tal potencial científico que ya ha hecho sus aportes relevantes al mundo, incluyendo medicamentos y vacunas, que por ser exclusivas, también pudieran salvar vidas humanas de norteamericanos. Sus resultados científicos están sin condiciones a disposición de la humanidad, que constituye para los cubanos la gran patria común.

• Es un país con ansia de redimir al género humano de tanta incultura y ceguera física y espiritual. Plantea y defiende la estrategia y brinda sus recursos para eliminar el analfabetismo de comunidades, países y el mundo. Nunca nadie oyó tal osadía en los escenarios internacionales para poner fin a esta ceguera cultural. También ahora se propone contribuir y brindar una alternativa para formar los médicos que necesita el mundo pobre y hasta el rico, y a la vez enfrentar el SIDA, y la ceguera y otras enfermedades de los ojos. Son más de doscientos mil los casos operados de cataratas y otros problemas oculares, y el plan abarcará millones de personas. ¿Qué les cuesta a los operados? Nada: es gratis desde el transporte, el alojamiento, la operación y el tratamiento. No se asombre. Se llama OPERACIÓN MILAGRO, y se concibió en Cuba y generó con los recursos humanos y materiales del país. Hoy está en marcha este proyecto con la participación activa de Venezuela y la participación de otros países beneficiados con este proyecto solidario. Ah, no se olvide, que a pesar de lo noble y hermoso del mismo, Estados Unidos mira esto con malos ojos, con ojeriza colérica.

• Es un país convencido de que los niños son la esperanza del mundo, según afirmara su Héroe Nacional José Martí, y por eso dedica el máximo de recursos para desarrollarlos integralmente, y su pueblo fue capaz de luchar por un solo niño, Elián González, durante sus largos meses de secuestro en USA, hasta su regreso a Cuba.

• Es un país que profesa una lealtad indestructible por sus hijos. Si ayer libró una batalla exitosa y nunca antes vista por Elián, hace años que libra una batalla más difícil, acompañado por miles de ciudadanos del mundo, por la liberación de cinco Héroes encarcelados injustamente por el imperio. La fuerza moral de esos cinco cubanos presos es expresión de los valores y virtudes presentes en el seno del pueblo cubano. La prisión y condena de estos patriotas, es un escarnio al derecho y a las normas de derechos humanos, y es el más fiel reflejo de la baja catadura moral de la clase política de Estados Unidos.

• Es un país en que la elección de los órganos de poder estatal a todos los niveles, se hace en forma directa por los ciudadanos o sus representantes, sin que medie manipulación, compra del voto, fraude, promesas engañosas, etc. Sus niños cuidan las elecciones. Sus ciudadanos votan en un porcentaje asombroso, a pesar de que su ejercicio no es obligatorio, sino un honroso deber. Y para mayor transparencia de los resultados eleccionarios, el conteo de los votos en los colegios electorales se realiza en presencia de todos los ciudadanos interesados en este acto.

• Es un pueblo que afirma con su Héroe Nacional José Martí que “nada piden los cubanos al mundo, sino el conocimiento y respeto de sus sacrificios, y dan al universo su sangre (…) Y al mundo preguntamos, seguros de la respuesta, si el sacrificio de un pueblo generoso, que se inmola por abrirse a él, hallará indiferente o impía a la humanidad por quien se hace”.

• En fin, es un país que para descubrir todo lo que tal parece temer justificadamente los Estados Unidos, tanto en lo bueno como en lo malo, lo que le guste o no a cualquier ciudadano del mundo, debe ser visitado, auscultando sus entrañas y escrutando su imagen real. Por lo que Colón dijo cuando descubrió esta isla: “esta es la tierra más hermosa que ojos humanos vieran”, y por todas las razones que han sido expuestas, vale la pena romper con las aprensiones, desafiar campañas publicitarias y prohibiciones legales e ilegales, para ver con los propios ojos este país tan acosado, cuyo bloqueo dura ya más de cuarenta años. Y después que se conozca toda su realidad y se establezcan las comparaciones pertinentes con las realidades imperantes en todos los países subdesarrollados, saque Ud., sin influencias ajenas, y lo que es más importante, sin que medie el edicto conminatorio del imperio, sus propias conclusiones.

• Ah, una última advertencia. ¿Por qué Cuba no teme que se conozca su realidad, si es tan frágil, y, por el contrario, los Estados Unidos lo teme? Para poder responder a esta interrogante, ciudadanos del mundo, conozcan a Cuba primero. Después, respondan con sinceridad esta pregunta y todas las demás interrogantes que puedan motivar su viaje, al denominado primer territorio libre de América, porque en él, en las playas de Girón, hace cuarenta y cinco años, ocurrió la humillante derrota de la invasión mercenaria, que fue organizada, financiada, apertrechada, dirigida, escoltada por Estados Unidos. Este fue el instante de la historia en que ocurrió la primera derrota del imperialismo en América. ¿Cómo no va a sentir rencor y odio el imperio que hasta entonces hizo villas y castillas en este continente? ¿Cómo no va a sentirlo el imperio hegemónico que pretende ser la Roma americana de estos tiempos, cuando intenta llevar sus conquistas hasta los más apartados oscuros rincones del mundo, pero también, si lo dejan, hasta los más cercanos y claros sitiales del mundo? No lo olviden sus aliados, que si intentan algún día ser verdaderamente independientes, el imperio poseído de sus ínfulas de grandeza ilegítima, puede apenarle en sus mismas puertas.

Pero, ah, una última advertencia. ¿Por qué Cuba no teme que se conozca toda su realidad, si es tan frágil y muestra, según Estados Unidos, tantas cosas malas, y, por el contrario, los Estados Unidos lo teme? Para poder responder a esta interrogante, ciudadanos del mundo, conozcan a Cuba primero. Después, respondan con sinceridad esta pregunta y todas las demás interrogantes que puedan motivar su viaje, al denominado primer territorio libre de América.

Y  no se olvide: ¿por qué Estados Unidos teme que sus ciudadanos conozcan la realidad de Cuba? ¿Por qué no quiere que los ciudadanos del mundo visiten Cuba y se encanten o no con lo que en ella vean y constaten?

*Médico cubano; Profesor de Mérito del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.
Imagen agregada RCBáez

Vistas: 33

Etiquetas: Cuba, EE.UU., educación, libertad, realidad, salud, turismo

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

PATRIA ES HUMANIDAD. Red de blogueros y revolucionarios de Nuestra América y el mundo.

Estamos en Blogoosfero

Solidaridad incondicional

 

Súmate

Miembros

Insignia

Cargando…