Chile: hay que escuchar la voz del pueblo.

Blog de Cecilia Suárez Indart. http://suarezindart.blogspot.com/2009/12/hay-que-escuchar-la-voz-de...

La candidatura de Marco Enríquez Ominami ha sido un aporte trascendental para iniciar un cambio político que ya se había verificado en la sociedad, en su cultura y aspiraciones, pero que no encuentra aún su correlato en el sistema político, sus partidos y el modelo económico. La campaña de ME-O puso temas de alto interés en el debate público que ningún otro dirigente o partido había considerado con tanta persistencia y prioridad .El 20% del electorado que respondió a dicha convocatoria, es una demostración del alto respaldo sus propuestas.

Enfrentados a la elección de segunda vuelta, los socialistas no tenemos dudas ni vacilaciones: la derecha no contará ni con nuestros votos, ni con nuestra complicidad, ni con nuestro silencio. Honraremos la tradición histórica del socialismo como partido de izquierda y defensor de los intereses de los trabajadores manuales e intelectuales, nuestras trayectorias personales y la experiencia vivida en el país en los últimos 50 años. Los socialistas y demás partidos de izquierda, más allá de legítimas diferencias, pusimos todo nuestro esfuerzo en la lucha contra la dictadura cívico militar y en la defensa de los derechos humanos y el respeto a los trabajadores.

Que nadie se equivoque:Si triunfa la derecha se privatizará el 20% de CODELCO; no habrá Reforma Tributaria ni Reforma Laboral; se consolidará el lucro en la educación; las Inspecciones del Trabajo no estarán al servicio de los trabajadores aumentando especialmente los abusos a temporeras y temporeros; no avanzaremos en los controles ambientales a las multinacionales; se mantendrán las indignantes desigualdades entre la Educación Pública y la Educación Privada; no habrá AFP estatal y las actuales seguirán esquilmando a sus afiliados; no habrá Reforma Constitucional y menos Nueva Constitución Política.

Esto es lo que representa Piñera. Piñera no es el cambio.

Por otra parte lamentamos que la Concertación, aún, no haya sido capaz de escuchar la voz del pueblo en toda su magnitud. El 20% obtenido por Marco, a nuestro juicio, es la expresión de la crítica al sistema político, sus partidos y dirigentes; es el hastío con los operadores políticos y la corrupción en el Estado; es el mensaje de protesta ante la profunda desigualdad social en que vivimos. La derrota de la Concertación en la primera vuelta es precisamente la expresión del rechazo a esa clase política, particularmente a sus cúpulas entronizadas en la administración del estado.

Por esta razón adquiere gran importancia que los dirigentes máximos de los partidos abandonen sus cargos en señal de autocrítica y de respeto al clamor ciudadano. Especialmente aquellos que se opusieron de manera hostil a primarias abiertas y democráticas para elegir el candidato presidencial. Esta sería una señal mayor para la credibilidad de la propuesta que se está construyendo.

Tenemos la convicción que el triunfo del las fuerzas progresistas el 17 de enero sólo será posible si la Concertación construye con las otras fuerzas un gran bloque progresista que redefina el cuadro político en base a un pacto electoral sustentado en 7 puntos programáticos convergentes y le de garantías al país de cumplir con los compromisos..

Los 7 puntos para convencer al electorado son, a nuestro juicio:

1. Priorizar la educación pública de calidad, terminando con la municipalización de la educación, generando recursos estables a los colegios y elevando al doble la subvención de los mismos.
2. Fortalecer la salud pública, rompiendo con la externalización de los servicios que enriquecen a las Isapres y no mejoran los servicios que reciben los menos privilegiados.
3. Fortalecer la inversión pública en la minería, introduciendo un royalty a la extracción de recursos naturales no renovables.
4. Ampliar las libertades individuales y el fortalecimiento de los derechos sociales y laborales, acentuando el carácter laico del Estado. Esto incluye la elección directa de Intendentes y Consejeros Regionales, primarias partidistas a todo cargo de elección popular y cambios en los mecanismos de contratación de personal en las funciones públicas para asegurar una efectiva competencia, entre otras.
5. Concretar la reforma tributaria en los términos propuestos por el programa económico de la campaña de Marco.
6. Modificar la Ley Electoral para hacer que la inscripción en el Registro Electoral sea automática y el voto sea voluntario.
7. Desmilitarización de la Araucanía y pronunciamiento claro sobre la moratoria a la energía nuclear y las hidroeléctricas en la Patagonia.

Si se cumplen estos siete puntos estamos en disposición a integrarnos activamente a la campaña.

Bajo estos fundamentos, los “Socialistas por Marco” en nuestra reciente reunión nacional hemos decidido respaldar la candidatura Presidencial de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en la elección del 17 de enero y llamar a aquellos que están considerando votar nulo, a entender que con ellos favorecen el triunfo de la derecha y con ello bloquean las posibilidades de avanzar en las reformas por, las cuales trabajamos en la campaña de Marco Enríquez Ominami.

Coordinadora “Socialistas por Marco”

Vistas: 3

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución