Casi a 48 horas del suceso: ¡¡¡Es Fidel, el Comandante!!!

Por Graciela Guerrero Garay

Esos que más de una vez le vaticinaron su muerte o la piden hoy, hasta con velas, en algunos lugares, por ahí, nunca podrán calar más allá del espasmo lo que significa realmente escuchar de la boca de un cubano ¡¡¡Es Fidel, el Comandante!!!..

Nunca podrán, porque, como dice un poema, hay que tener alma, y eso exactamente no tienen quienes desean la desaparición física, acusan de dictador y no encuentran nada bueno en la aleccionadora existencia de un hombre que le devolvió la paz a millones de seres humanos, en su tierra y en otras, dedica su vida a pensar en el bien de la humanidad y puso el pecho a lo imposible por multiplicar panes y peces.

No podrán nunca. Es coherente con la salmuera de egoísmo y odio, prepotencia e impotencia que llevan en sí. Fidel es montaña, aliento, estrella, camino, luz, fuerza, humanidad y savia. Por eso está ahí, en ese torreón enorme de sentimientos y alegría que embargó a la mayoría de los cubanos este 12 de julio, cuando reapareció totalmente recuperado de su enfermedad en el programa televisivo Mesa Redonda, del canal Cubavisión.

Poco falta para las 48 horas del suceso. Ayer los rotativos impresos y digitales repitieron su nombre y su imagen en los puntos cardinales de la tierra. Hoy siguen los buscadores moviendo la noticia. Las opiniones de regocijo fluyen en la tierra a la que ha dado su sudor y regalado para siempre la libertad de su talento previsor y sus ideas. La Patria de ese José Martí que reivindicó - revindica- con su útil y ejemplar ancianidad.

Este día de julio pasará a la historia. Por el tema y el alerta que hizo al mundo sobre las consecuencias imprescindibles de una guerra nuclear y el conflicto entre Estados Unidos e Irán. Por su voluntad inquebrantable de seguir aportando a la madurez política de los pueblos. Por su preclara visión de las pretensiones imperiales y el rumbo que puede tomar la vida del planeta. Porque nos está defendiendo con la moral de sus palabras el camino que también tienen derecho a cruzar en paz nuestros nietos y los millones que nacerán y nacen ahora mismo.

No hay alma en los monstruos de la muerte para calar que significa este feliz orgullo que brota en las palabras de la mayoría de los cubanos, cuando casi 48 horas después de reencontrarlo más saludable ante las cámaras de la televisión cubana siguen diciendo: ¿viste a Fidel?, que bien está. Ese es nuestro Comandante.

Vistas: 3

Etiquetas: Castro, Cuba, Cubana, Fidel, Las, Mesa, Reaparición, Redonda, Ruz, Televisión, Más...Tunas, en

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de elaine castro el julio 14, 2010 a las 5:04pm
y nuestro tambien, un abrazo desde uruguay