Por José Rosario Araujo

 

Muchos han tratado de separar las doctrinas de liberación del Libertador Simón Bolívar  con el pensamiento político  de Marx con el fin  de satanizar y crear confusión  en los vientos de cambios que inundan nuestra América indígena.

Por muy errado que haya estado el filósofo alemán sobre el héroe caraqueño es sin duda que cada uno en su campo se unen ya que solamente el plan bolivariano podrá desenvolverse bajo las banderas del Socialismo extrayendo el pensamiento de Lenin, Mao, el Che, Fidel, Zapata, Villa, Sandino, Martí, Farabundo Martí, Sucre y el mismo Marx.

Las contradicciones  de Marx sobre Bolívar son limitadas por las fuentes utilizadas por el pensador, errores fáciles de cometer por un humano como lo fue el autor del “Capital”.

Marx comienza a trabajar como periodista colaborando con el periódico norteamericano New York Daily Tribune, reconociendo que su trabajo lo hacía por necesidad y en 1857 comienza a escribir sobre temas militares  en la Nueva Enciclopedia Americana en donde escribe “Bolívar y  Ponte” usando como fuentes los trabajos realizados por el falso general Ducoudray Holstein titulado “Memorias de Simón Bolívar , presidente de la Republica  de Colombia y su principales generales”,  en las “Memorias  del General Miller al servicio de la República del Perú” de los hermanos John y William Miller y “Una narración  de la expedición a las riberas del Orinoco y el Apure en Suramérica” de Gustavo Hippisley todos ellos soldados desertores de la Legión Británica  que tuvieron conflictos personales con Bolívar, que merecen un artículo especial.

Se podría decir que el autor del “Manifiesto Comunista que este libro se deriva de una opinión prejuiciosa y como dice Néstor Kohan en su ponencia: “Del Bolívar de Karl Marx  al marxismo bolivariano del siglo XXI” que asombra este tipo de escritura del alemán que estuvo ausente en un 90 por ciento en su obra.

Es necesario reconocer que en “Bolívar y Ponte” Marx acepta que la intención del Libertador era unificar a toda América del Sur en una República Federal.

A Bolívar hay que reconocerlo como el ser humano que fue,  con sus errores y aciertos, con sus triunfos y fracasos, con sus debilidades y fortalezas pero reconociendo al hombre determinado  en las búsquedas  de sus objetivos difíciles de alcanzar como la unidad latinoamericana  que ahora gracias a su experiencia  la posibilidad de su logro  la estamos consiguiendo  y uno de los ejemplos es la CELAC y  el ALBA.

Bolívar y Marx cada uno a su manera buscaron la liberación del hombre sometido a la explotación.

Que frase más socialista que la emanada por Simón en su Discurso de Angostura que dice: “El sistema de gobierno  más perfecto será aquel que le proporcione al pueblo la mayor suma de felicidad posible”.

Bolívar vuelve a inspirar nuevas insurrecciones y ponemos como ejemplo  el Proceso Revolucionario Bolivariano en Venezuela liderado por Chávez, el Movimiento Continental Bolivariano (MCB) 3 y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Finalizamos como dijo Kohan: “Si en este bicentenario Karl Marx anduviera por nuestros barrios, ¿no caminaría al lado nuestro repitiendo con José Martí “Patria es humanidad” y llevando en el hombro, también él, su bandera de Bolívar?

Vistas: 13

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución