José Rosario Araujo

Nuestras América esta preñada de hechos gloriosos y de caudillos populares que defendieron sus ideas de una manera heroica en contra de la tiranía. Entre ellos tenemos a Gervasio Artigas, gaucho uruguayo que lucho por la libertad de sus paisanos poniéndose del lado de los mas desposeídos como lo eran los gauchos y los charruas, aborígenes que vivían entre el Río de la Plata y el Río Uruguay.

Desde muy joven se encarga de las posesiones de su padre en Casupá, en Chamizo y en el Sauce compartiendo las labores del campo como jinete, manejador del lazo y de las boleadoras; armas del gaucho que constaba de piedras pulidas amarradas a tiras de cuero.

Artigas se hace hombre en las faenas del campo independizándose de su padre y logrando su propia estancia pero sin dejar de sentir la cruel realidad de sus paisanos. Tuvo contacto con los indígenas y hasta se dice que vivió con ellos conociendo las relaciones de enemistad que se daban entre el indígena; las etnias charruas; y el español. Una versión que se pierde entre los misterios de la historia cuenta que Artigas los años que paso viviendo con estos aguerridos indígenas tuvo mujer e hijo entre ellos. La vida de los habitantes de esas regiones era dura, ya que tenían que enfrentar las depredaciones de los bandidos, contrabandistas que asolaban las estancias, nombre con la cual eran conocidas las haciendas de la región de Argentina y Uruguay.

La inseguridad de esos tiempos hace que Artigas se aliste en la Unidad Militar del Cuerpo de Blandengues, en donde al poco tiempo es nombrado Capitán y luego ayudante del Mayor en Blandengues. En esos tiempos se encuentra en la frontera norte y participa en los controles en contra de los avances portugueses y ahí conoce a un afro descendiente llamado Joaquín Lenzina, más conocido como «el negro Ansina», acompañaría a Artigas durante el resto de su vida, convirtiéndose en su mejor amigo, su camarada de armas y su cronista.

Llega el año de 1811 y el Gobernador español de Montevideo; Javier de Elío; Virrey de Río de la Plata le declara la guerra a la Junta Revolucionaria de Buenos Aires y Artigas deserto poniéndose a la orden del gobierno porteño, recibiendo el grado de Teniente Coronel y junto a 150 hombres inicia el levantamiento de la banda oriental contra la corona española. El 28 de febrero de 1811 junto a dos campesinos Pedro Viera, Venancio Benavides el Comandante Ramón Fernández se dispone a luchar junto al caudillo gaucho Artigas.

El uruguayo recluta un verdadero ejército popular de gaucho arruinados por los españoles y reparte entre ellos las tierras y el ganado que iba capturando, reúne más hombre y con ellos se enfrenta a los realistas y los derrota en el combate de Las Piedras y sitúa Montevideo en donde es nombrado «Primer Jefe de los Orientales». Pero el armisticio que firma la Junta de Buenos Aires con el Virrey Javier de Elio las tropas que están en el asedio de Montevideo tienen que abandonarlo. Artigas disgustado por dicho tratado decide junto su gente trasladarse al territorio misionero y pasar la orilla occidental del Río Uruguay con 1000 carretas y 16000 personas, junto al ganado y pertenencias. Esa inmigración se instala cerca del arroyo Ayui Grande en un campamento en donde establece un gobierno sobre le territorio donde sus hombres lograban controlar.

Al inicio del año de 1812 se rompió el armisticio y se reanudo el sitio de Montevideo, pero el jefe político del mismo Manuel de Sarratea trato de debilitar la fuerza de Artigas creado un conflicto con el gaucho, pero este actúa con sus fuerzas en Montevideo hasta que Sarretea se retira.

En el campamento de Artigas se eligen los diputados orientales irían a la Asamblea nacional General Constituyente en Buenos Aires, este le da instrucciones en donde reclamaban la Independencia, libertad civil y religiosa, organización política federativa, estados autónomos y que Buenos Aires no fuera la sede del gobierno central, los requerimientos de los diputados no fueron aceptados alegando que no eran validos ya que habían sido realizados en un campamento militar y porque Artigas les había dado esas instrucciones. El general Rondeau eligió nuevos diputados contrarios a la influencia de Artigas y esto hizo que el caudillo abandonara el sitio de Montevideo en enero de 1814 dirigiéndose al río Uruguay donde sus hombres trataron de controlar el territorio del interior de la Banda Oriental y Entre Rios.

La expedición enviada para aniquilarlo fue derrotada por uno de sus lugartenientes Eusebio Hereñu, caudillo gaucho argentino que había reconocido la jefatura de Artigas, que ya había sido declarado traidor a la Patria poniendo su cabeza a precio.

En 1814 Artigas organiza la Liga de los Pueblos Libres y es declarado Protector, en 1815 libera Montevideo de los aliados de Buenos Aires siguiendo combates en Corrientes, Entre Ríos y la Banda Oriental. Se produce la evacuación de Montevideo por José Maria Alvaer que es tomada por el segundo del caudillo llamado Fernando Otorgues. Alvaer ofrece a Artigas la independencia de la banda oriental pero este la rechazo y ayuda a los federales a sacudirse de la tutela del Directorio, esto produce la caída de Alvaer. El caudillo gaucho instalo su campamento en Purificación del Hervidero sobre el Río Uruguay donde se reúne con 1500 jinetes, que mayormente eran indios y en esas llanuras suministraban pasto para sus caballos y ganado.

En 1815 convoca “El Congreso de los Pueblo Libres” con el fin de establecer el comercio interprovicional y con el extranjero, el papel de las comunidades indígenas, la política agraria, la organización política de los pueblo libres. En este congreso las provincias de la Banda Oriental, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe se declaran independientes del poder extranjero e invitan a las demás provincias de Río de la Plata a unirse a un sistema federal ya que dicha declaración de independencia no era una declaración separatista del Río de la Plata.

Se envía una delegación a Buenos Aires basándose en los principios de la soberanía particular de los pueblos, lo delegados son detenidos en Buenos Aires y se ordena invadir Santa Fe.

En esos tiempos se produce la invasión de los portugueses que tomaron Montevideo y Artigas y su gente se encuentran entre dos fuegos que son los directoriales y los portugueses, el caudillo decide atacar a los portugueses en Río Grande y es derrotado en Tacuarembo mientras Estanislao López y Francisco Ramírez sus antiguos hombres invaden Buenos Aires.

Los caudillos a espaldas de su jefe firman el Tratado de Pilar y este decide unir sus escasas fuerzas para someter a Ramírez pero es otra vez derrotado y tiene que huir a su exilio a Paraguay en donde vive pobremente en una chacra junto a indios y campesinos en donde muere a los 86 años terminándose una vida llena de heroísmo y de amor hacia los mas pobres. Gervasio Artigas mejor conocido como El Protector sin lugar a dudas es una de las figuras heroicas que junto a Bolívar, Sucre, Zamora, Zapata, Villa, Sandino, El Che y muchos otros llenaron la historia de la antigua América española de valentía y entrega en defensa de los mas necesitados.

Vistas: 255

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución