Richard Weyndling Grupos de Iruñea contra las Guerras - Palestinarekin Elkartasuna

 

Aunque Israel hoy se  haya valido de la  impunidad oficial para  detener el viaje solidario  del «Estelle», con el  tiempo la justicia se  impondrá

Una vez más, Israel ha aprovechado su licencia made in USA para saltarse el Derecho Internacional atacando en aguas internacionales un barco civil que iba rumbo a Gaza y secuestrando a su tripulación. El velero «Estelle», de bandera finlandesa, llevaba a bordo a 30 personas solidarias con la causa palestina resueltas a romper pacíficamente el estado de sitio que el sionismo ha impuesto desde 2007 al territorio rebelde y castigado de Gaza.

Este nuevo acto criminal de Israel, el sábado pasado, nos ha tocado particularmente de cerca, ya que Begoña Zabala, vecina del Casco Viejo de Iruñea, estaba entre la tripulación del «Estelle» como representante de la solidaridad vasca con Palestina.

El hecho nos trae también el terrible recuerdo del ataque israelí de 2010 al «Mavi Marmara», el ferry turco que igualmente iba a romper el cerco de Gaza. En esa ocasión, tropas de élite israelíes abrieron fuego contra civiles desarmados, matando a nueve e hiriendo a 50.

Quienes iban a bordo sufrieron  vejaciones y pasaron hasta una semana en cárceles israelíes por el supuesto delito de intentar llevar solidaridad y ayuda básica a la población sitiada de Gaza.

Parece evidente que, juzgando por sus declaraciones de estos días, nuestros gobiernos dejarán a Israel salir impune de este nuevo acto de piratería y criminalidad internacional, tal y como pasó con la matanza del «Mavi Marmara» y con el ataque genocida a Gaza en 2008/2009.

Y si es grave que la clase política occidental haya dado carta blanca a Israel para pisotear los derechos humanos de la tripulación internacional del «Estelle» (que incluía un buen puñado de parlamentarios), aún más criminal es su clara voluntad de otorgarle impunidad para pisotear los derechos de todo el pueblo palestino.

Desde que ocupó Palestina a través de una operación de limpieza étnica, Israel lleva 64 años ignorando las resoluciones de la ONU y el derecho internacional e instalando un régimen de apartheid contra la población palestina. Y, en la franja de Gaza, su estrategia cuidadosamente planificada de provocar la gradual desnutrición del millón y medio de personas encarceladas allí desde 2007 recuerda la historia del gueto de Varsovia de la Segunda Guerra Mundial.

Frente a tanta impunidad, la sociedad civil palestina ha lanzado un movimiento internacional de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) contra Israel, inspirado en la exitosa campaña contra el régimen de apartheid en Sudáfrica.

La campaña BDS da a todas las personas que creen en la justicia, la libertad y la igualdad una poderosa herramienta para presionar a Israel para que termine con la ocupación y reconozca los derechos de todo el pueblo palestino, incluyendo a la población refugiada y la que vive dentro de las actuales fronteras de Israel.

Aunque Israel hoy se haya valido de la impunidad oficial para detener el viaje solidario del «Estelle», con el tiempo la justicia se impondrá y el apartheid israelí, como el apartheid sudafricano, acabará en el baúl de la historia.

http://gara.naiz.info/paperezkoa/20121024/368807/es/Acabemos-impuni...

Vistas: 21

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución