26 de julio de 1953: El glorioso médico del Cuartel Moncada

El segundo de los hijos del matrimonio formado  por Marceliano Muñoz Urra y Catalina Monroy Artiles, nació en Colón el 26 de julio de 1912 en la calle San José # 64 siendo bautizado con el nombre de Mario. El padre había abandonado el trabajo agrícola en su poco productiva finca de Prendes, en Perico, hacia 1904 y se había radicado en esta ciudad donde se estableció como fotógrafo.

Los  primeros estudios Mario los cursa en la Escuela Luz y Caballero de Colón y a fines de 1930 comienza estudios en el Instituto No. 1 de segunda enseñanza de La Habana cuando el tirano Gerardo Machado ordenó suspender las clases en los Institutos y en la Universidad, episodio que retarda la conclusión de sus estudios.

En Colón, de nuevo, Mario ayudó al padre en el estudio fotográfico y se incorporó a la lucha contra la dictadura de Machado. Participó en varias actividades revolucionarias junto a otras personas opuestas al tirano. Una de esas actividades fue la colocación de una ofrenda floral en el Mausoleo de los Mártires de la Patria, el 26 de julio de 1 933, al cumplirse el primer aniversario del asesinato de los hermanos José, Ramón y Narciso Álvarez por fuerzas de la Guardia Rural machadista. En la cinta de la corona podía leerse: "A los hermanos Álvarez de tus compañeros que vengarán el crimen". El futuro médico cumplía ese día 21 años y, al mes siguiente, pudo celebrar la caída de Machado.

 

      El 18 de junio de 1939 comenzó a trabajar como enfermero interino en el pabellón de psiquiatría de la clínica Covadonga, por un salario mensual de $ 51.50. En ese lugar vivía y era conocido como El Abuelo por la temprana aparición de sus canas. En toda su estancia en La Habana estuvo vinculado a las luchas estudiantiles.

 

El 16 de marzo de 1942  Mario recibió el pergamino que lo acreditaba como doctor en Medicina alcanzado en una de las etapas más convulsas de nuestra historia. El doctor Muñoz decidió ejercer en su pueblo natal, a adonde llegó a fines de setiembre  de 1942 porque siguió trabajando en la clínica. Ya en su ciudad natal estableció su consultorio particular en una casa  alquilada  situada en "Gonzalo de Quesada" número 11 entre "Ricardo Trujillo" y "Calixto García".

 

Habiendo mejorado su situación económica  Mario alquiló la amplia casa de la calle "Diago" número 53 (hoy "Mario Muñoz No.74"), desde donde partió al "Moncada", a su encuentro con la muerte, por la vida.Contaba entonces en su consulta con: fluoroscopio, microscopio, tubos de ensayo, colorímetro, centrífuga, equipo de rayos X, equipo de fisioterapia con luz alpina e infrarroja y diatermia. Fue un médico que alcanzó notable éxito científico y económico.

 

De lo anterior es pruebasus deseos de aprender a pilotar por  lo que viajó  La Habana, donde contrató los servicios del instructor César Leonard, quien se instaló en Colón para darles clases a él y otros alumnos. El 4 de enero de 1946 obtuvo la licencia de piloto aviador civil clase 1-C (privado), identificada con el número 274. Tenía treinta y tres años, tuvo una pequeña nave  en propiedad en la que volaba junto a su padre, también piloto, al que no le aceptaba despegar o aterrizar.

 

Su vinculación a la radio local puede haber sido lo que desarrolló en él su interés por la radioafición en la que fue brillante. En octubre de 1949 aprobó los ejercicios teóricos y prácticos y obtuvo el certificado de capacidad clase B; un año más tarde, el 18 de noviembre de 1950, el Negociado de Radiocomunicaciones, perteneciente a la Dirección de Radio del Ministerio de Comunicaciones, le expidió el de clase A. Ya en julio había sido aceptado como asociado en el Radio Club de Cuba.    Los siguientes datos reflejan la pasión que sentía por la radiocomunicación: del 5 de enero de 1952 al 18 de julio de 1953 se comunicó con 145 personas de 35 países, de ellas 26 eran cubanas y 11 9 extranjeras.

Poseía una  planta de radio C05 MM  licencia A 510 expedida por el Ministerio de Comunicaciones el 6 de octubre de 1952 y prorrogada hasta el 30 de junio de 1955. Equipo trasmisor montado en mueble de caoba compuesto por cinco puentes, uno de ellos BC  modulador, fuente de poder y preamplif. de micrófono la cual fue modificada por Mario, hasta lograr de ella un equipo de un kilo de potencia un receptor Mammarlende HQ-129X. Serie 6811, así como micrófono de cristal Tunne 33X".

 

Ante el fracaso del autencismo del Dr. Ramón Grau San Martín, surgió el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) al cual se vinculó Mario que antes no se había integrado a partido político alguno aun cuando era un hombre profundamente politizado. En actividades del Partido Ortodoxo conoció a Fidel Castro probablemente luego de la muerte por  suicidio de Eduardo Chibás el 16 de agosto de 1951.

 

Fidel confió en Mario plenamente, le dio tareas que el médico cumplió en total clandestinaje junto a Universo Sánchez entre otros. En las primeras horas del sábado 25 de julio de 1953 se encontraron Fidel y Mario en Colón ocasión en que el Médico recibió la orden de su jefe  de esperarlo  en el entronque de la carretera central hacia El Cobre. Poco después salió Mario  de su ciudad natal en su auto y recogió en Placetas a Julio Reyes Cairo, también participante en la acción que dio inicio a nuestra última guerra de liberación nacional.Además de Mario Muñoz y Julio Reyes Cairo, participaron en las acciones del 26 de julio de 1953 otros 3 colombinos, Gerardo Álvarez, Héctor de Armas, Raúl y Mario Martínez Ararás. La conducta posterior de alguno de ellos no reduce el alcance de su conducta el Día de la Rebeldía nacional.

 

Luego del fracaso de la acción los asaltantes al hospital fueron delatados por  Ángel Esteban Garay, miembro del SIM que  había permanecido todo el tiempo en el lugar y le indicó a los asesinos que los revolucionarios se hacían pasar por enfermos.   

 

A unos pasos de Melba y Haydee, únicas mujeres participantes directas en los sucesos del 26 de julio, Mario discutía con sus captores, alegando su condición de médico. Es en esa situación que el cabo OlimpioGarbey extrae su arma y le dispara por la espalda, dejándolo allí en un charco de sangre. El médico cumplía ese día 41 años. Este 26 de julio cumpliría 100.

 

 El carro  de Mario, era un Chevrolet negro modelo Fleet Line, de 1941, y se apoderó del mismo uno de los soldados del Mocada y no pudo ser recuperado tras el triunfo de enero.

 


Vistas: 106

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Blogueros y Corresponsales de la Revolución para agregar comentarios!

Únete a Blogueros y Corresponsales de la Revolución

Comentario de mónica el julio 20, 2012 a las 6:47pm

COMPAÑERO, gracias por hacer esta necesaria memoria!