Compartir 'Silvia Iriondo entre los clientes del floreciente mercado de las maletas y la contrarrevolución'